Arnoldo Cuellar

Posts Tagged ‘Inversión en Seguridad’

Inseguridad: el falso debate

In Botepronto on julio 27, 2016 at 3:55 am

En el tema del auge delictivo, parece que la contingencia aún es controlable, pero preocupa seriamente que los responsables de abatirlo solo se concentren en justificar y minimizar.

En Guanajuato las cosas han empeorado en el terreno de la seguridad en los últimos dos años. Eso no nos coloca en una situación de emergencia, aún; pero tampoco es una situación que podamos darnos el lujo de desdeñar. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Seguridad, pero también política

In Botepronto on enero 12, 2013 at 8:18 am

Un nuevo conflicto se avizora en el vasto tema de la actuación gubernamental para ofrecer a los ciudadanos más seguridad: la pugna entre los niveles de gobierno municipal y estatal por los resultados de los exámenes de control de confianza a mandos y elementos policiacos. Lee el resto de esta entrada »

No más privatización de lo público

In Botepronto, sinembargo.mx on enero 10, 2013 at 3:40 am

El gobierno del panista Miguel Márquez Márquez en Guanajuato parece haber escogido con mucho cuidado el momento de dar a conocer la que quizá sea la inversión más cuantiosa en materia de seguridad con un solo proveedor: el proyecto Escudo de videovigilancia, con un importe sexenal de 2 mil setecientos millones de pesos. Lee el resto de esta entrada »

La guerra interna del barbarismo

In Botepronto on octubre 31, 2012 at 4:00 am

Más pronto que tarde empiezan a hacer crisis las relaciones al interior del equipo de la alcaldesa priista de León, Bárbara Botello Santibáñez. El enfrentamiento entre priistas ocurre entre los soldados de la vieja guardia barbarista y la corte de los recién llegados al equipo, algo casi normal en toda revolución que triunfa.

El duro señalamiento del regidor Aurelio Martínez, el primero postulado en la planilla y un fiel barbarista desde las campañas del 2009, en contra del contrato de asignación de un sistema de vigilancia a la empresa Portoss, no tiene como destinario, como podría suponerse ingenuamente, a la administración shefielista, sino a los nuevos llegados al equipo de la triunfante alcaldesa. Lee el resto de esta entrada »

A %d blogueros les gusta esto: