Arnoldo Cuellar

DÍAS DE GUARDAR Domingo 27 de marzo de 2022

In Análisis Político, Días de Guardar, POPLab on marzo 27, 2022 at 12:54 pm
Arte: @PincheEinnar

* Mientras el pueblo sufre, la clase política goza la Dolce Vita

* Irapuato, la reaparición de Sixto Zetina

* Estampas breves de la realidad de Guanajuato

1.- Muerte y horror en Celaya traen sin cuidado a la corte dieguista

Celaya vivió un episodio inenarrable de violencia y de crueldad esta semana, cuando siete jóvenes integrantes de una banda musical de la comunidad de Juan Martín, ubicada a un kilómetro de la planta de Honda, fueron asesinados y sus cadáveres incinerados, presuntamente por «haberlos confundido» con un grupo criminal, según las incipientes explicaciones de la fiscalía de Carlos Zamarripa.

Un día antes, la cada vez más despistada vocera y encargada del sistema estatal de seguridad, Sophia Huett, había presumido que las víctimas podían ser de Michoacán por las placas de la camioneta donde fueron encontrados sus restos la noche del martes.

Los discursos del gobernador Diego Sinhue Rodríguez sobre la recuperación del estado de derecho en la región Laja Bajío son palabras que se llevó el viento y que nunca lograron ni siquiera disimular el eco de los disparos a los que ya están resignados los habitantes de la región.

Nadie habla, explica o da versiones razonables de esta sinrazón. ¿Quiénes son los asesinos? ¿Qué grupos sanguinarios son los que disputan en Celaya cuáles botines?

¿A qué están expuestos los habitantes de la otrora rica y esforzada región del Bajío celayense?

El alcalde Javier Mendoza Márquez, que no parece ni ciudadano, ni priista ni panista, da explicacones baladíes y asegura que el municipio «no es foco rojo», como si ante esta atrocidad lo que importara fuera salvar la imagen de la ciudad, algo que por lo demás hace mucho que ya se perdió.

Este viernes se confirmaba la identidad de las víctimas, sobre todo gracias a la exigencia de los familiares que habían denunciado su desaparición desde las primeras horas del miércoles y que identificaron las ropas que llevaban puestas en las fotos que circularon en redes de los restos encontrados en la camioneta incendiada, para no dejar lugar a la narrativa ofialista que todo lo pretende minimizar.

Mientras tanto, lejos del duelo de esas famlias celayenses, el gobernador del estado decidió que era más importante asistir a la inauguración de un restaurante propiedad de su ex colaborador y hoy diputado local Aldo Márquez, en León, brindar con vinos de mesa y hablar de las bondades de la industria turística.

Se trata de dos realidades divorciadas, prácticamente de un escapismo.

En la reapertura del restaurante Bosc en León, se dio cita la cúpula política panista: además del gobernador, el líder del Congreso Luis Ernesto Ayala, el secretario de Turismo Juan José Álvarez y el jefe de gabinete, Juan Carlos Alcántara. Llegaron alcaldes como Alejandro Navarro y Alejandra Gutiérrez; diputados como Miguel Salim y Víctor Zanella; la presidenta del DIF, Adriana Ramírez y su director Gerardo Trujillo .

La fiesta se puede ver en todas las redes sociales y en algunos diarios cuyos directores también acudieron a compartir el glamour de la corte política del gobierno panista. En ese ámbito se vive otra realidad.

Mientras los políticos encumbrados del PAN guanajuatense brindaban con mimosas en León, en Juan Martín las familias de los músicos del grupo Chuparrecio que venían de amenizar una fiesta infantil en Rancho Seco cuando dejaron de tener comunicación, recibían sus restos y los velaban en una comunidad cuya paz está irremediablemente perdida. La tragedia no tendría por qué haber ocurrido si tuvieran un mínimo asidero en la realidad los ofrecimientos y la propaganda del gobierno cuyos integrantes departían como si no pasara nada.

Porque no se trata de un hecho aislado. En la misma comunidad está desaparecida la candidata a delegada Teresita Torres; allí también fue encontrado el cadáver de una mujer con la cara desfigurada con algún corrosivo y fue baleada la casa de la actual delegada María Guadalupe Trejo.

En ese lugar de Guanajuato, a dónde la vecindad con la multimillonaria inversión pública y privada en la planta Honda no les ha traído una mejoría en su calidad de vida, no parece haber muchos motivos para brindar. la violencia ya impactó la realidad comunitaria: este sábado se supo de la cancelación del proceso para elegir al nuevo delegado por la renuncia de 3 de los aspirantes que, aunque no lo dijeron, se retiran en un clima ominoso de violencia. Cerrar los ojos ante esto será una grave irresponsabilidad.

Sin embargo, si parece haberlos para descorchar champañas en saraos de la élite gubernamental de Guanajuato, donde sus integrantes, además de gobernar y legislar (o hacerlo a medias) tiene tiempo y recursos para invertir en amenidades turísticas de cara a la bonanza que viene, de acuerdo a sus cuentas.

2.- Lorena Alfaro al rescate de Sixto Zetina

En Irapuato existe una genuina preocupación por la cercanía política que empieza a evidenciarse entre el ex alcalde Sixto Zetina Soto, de triste memoria y la primera mujer que ocupa la cabeza del municipio, la experimentada Lorena Alfaro.

En realidad no parece que exista necesidad alguna para que la alcaldesa panista recurra a quien fue su jefe cuando ocupó la secretaría del ayuntamiento en la administración 2012 – 2015, para apuntalar su gobierno. Alfaro podría representar una visión renovada de la política panista si decide asumir el reto y no refugiarse en visiones que ya fracasaron.

Al llegar a la administración, Alfaro propuso como secretaria del ayuntamiento a Norma Patricia Soto Romero, prima hermana de Zetina Soto, la cual fue vetada desde el gobierno estatal.

Sin embargo, en semanas recientes ha aparecido dentro de la administración, aún sin cargo fijo, la ex funcionaria Ana María Flores Bello, ex directora de Recursos Humanos con Sixto Zetina y oficial mayor con Ricardo Ortiz quien terminó despidiéndola en 2020 por la sospecha de malos manejos en las adquisiciones.

Flores Bello tiene mucho que ver en la crisis que se vive en la Secretaría de Seguridad Pública, donde se apareció para tratar de establecer un mecanismo centralizado de adquisiciones dependiente de la oficialía mayor y asegurando tener instrucciones directas de la alcaldesa.

No es difícil caer en cuenta que detrás del protagonismo de esta funcionaria sin cargo esté la mano del ex alcalde Sixto Zetina justo el que la trajo desde la ciudad de México durante su gestión.

Lo delicado es que allí donde no parecía haber problema alguno, empiecen a suscitarse situaciones por un injerencismo justo en la delicada área de las compras. Si Sixto está actuando de forma coordinada con Lorena Alfaro o con sus asesores, parece una situación preocupante. Pero lo sería aun más que esté despachándose por su cuenta y riesgo, aprovechando el ascendiente que aún parece ejercer sobre su ex colaboradora.

La reaparición de este auténtico emisario del pasado, ya está logrando que se organicen factores de poder como los empresarios del municipio que están sosteniendo reuniones para la intervención de los organismos de representación de sus sectores, a fin de que se constituyan en factores de equilibrio frente a desviaciones de la política municipal.

Serán tiempos agitados los que vienen para la urbe fresera.

3.- De catástrofes y pena ajena: PAN, PRI y Alejandro Navarro

a) El miércoles 23 de marzo se realizó el «consejo de los sabios» del comité municipal del PAN en León con un invitado de lujo: el primer alcalde panista de la ciudad y primer gobernador de ese signo en el estado, Carlos Medina Plascencia.

Sin embargo, las cosas no salieron como esperaba el feneciente líder municipal blanquiazul, Antonio Guerrero Horta, pues en lugar de que Medina abanderara las constantes autoloas que acostumbra y lanzara toda su caballería contra el gobierno federal morenista, el ex mandatario enderezó una crítica a todos los partidos políticos, incluyendo el PAN. También se decantó por revisar algunas actuaciones que no le convencen en los gobierno de su propio partido en la entidad.

Fiel a la divisa que dice «viva la autocrítica…. de los demás», Guerrero Horta bajo de la página de Facebook del comité municipal la charla de Carlos Medina, quizá para no incomodar a nadie de los señalados por el conferenciante quien, por lo demás, fue muy comedido en sus observaciones.

La acción define de cuerpo entero al panismo de hoy en Guanajuato: ciegos y sordos a lo que no sea autoelogio y alabanza. Ya de ideario y principio ni siquiera hablamos. Es la etapa soviética del PAN Guanajuato, la mejor manera de perder contacto con la realidad.

b) El dirigente nacional del PRI Alejandro Moreno Cárdenas recibió a los militantes de su partido que se han manifestado en contra de su decisión unilateral y monolítica de mantener en la dirigencia estatal a la potosina Ruth Tiscareño, una política que si la sueltan en calquier calle del estado se pierde irremediablemente.

En el colmo del cinismo, Moreno les dijo a personajes como Sergio Santibáñez, Larisa Solórzano, Yulma Rocha, Maria Elena Cano, Javier Contreras, Rigoberto Paredes, Amadeo Ramírez y hasta el cetemista Antonio Vallejo, que la decisión de dejar a Ruth era «una cuestión de estrategia».

Lo único malo es que Alito nunca precisó cuál es esa «estrategia», qué rumbo lleva y qué objetivos persigue. Eso sí, les pidió «ver para adelante».

Lo cierto es que la pareja de Tiscareño y Alejandro Arias, quien seguirá moviendo los hilos del comité aunque le haya dejado la secretaría general a David Mercado, seguirán enfrentando el vacío de lo que queda del priismo de Guanajuato y sin las herramientas para revertir una situación que solo conducirá al tricolor a descalabros mayores.

Por lo pronto la promesa de conseguir candidaturas para priistas en la alianza con el PAN, no es más que una frase vacía, ya que eso no depende de Alito Moreno, si no del PAN que cada vez necesita menos de un PRI al borde de la inanición y que no tiene porque pagar cara una alianza que al único que salva es al tricolor.

c) El alcalde de Guanajuato Alejandro Navarro alcanzó a maniobrar con un Instituto Electoral que prefirió apegarse a un formalismo excluyente y rechazar la posibilidad de promover la participación ciudadana, al darse la negativa de la petición para un plebiscito sobre la construcción del museo-centro comercial de las momias.

Creyendo que se trata de un triunfo, probablemente el tiktokero edil no alcance a ver que con sus maniobras lo único que está haciendo es construir una cada vez más consolidada y plural oposición, al otorgarles una causa que perdurará en el tiempo.

El movimiento plebiscitario que tiene entre sus impulsores a la regidora Paloma Robles Lacayo, a movimientos ecologistas y al Observatorio Ciudadano de la capital ya anunció que impugnará por la vía jurídica la decisión del IEEG, por lo que el tema continuará, incluso aunque el alcalde logre empezar la construcción, por cierto aún detenida por la falta de autorizaciones a nive federal.

A %d blogueros les gusta esto: