Arnoldo Cuellar

La policía leonesa, atrabiliaria y perdonavidas

In Botepronto, Zona Franca on agosto 25, 2012 at 10:21 am

Represores, ineficientes y probablemente corruptos, los policías de León constituyen una de las razones más nítidas para explicar el abandono del electorado hacia el PAN y son, también, uno de los mayores retos del PRI que regresa.

Fue una de las dependencias municipales que más cambios vivió en el trienio en León. Abundaron los experimentos y al final, la dirección de Seguridad Pública quedó, simplemente, en las manos del “menos peor”.

El veterano burócrata panista que es Rito Padilla, cuyos mejores tiempos ocurrieron cuando su paisano Ramón Martín Huerta lo protegía, aunque sin llegar a encontrarle nunca utilidad, regresó a sobrevivir a León y a disfrutar de unas pocas quincenas, las que se pudiera, dejando que otros hicieran el trabajo, por ejemplo los comandantes de la policía leonesa que no parecen tomarle ni el parecer.

El problema de la delincuencia cotidiana que vive León, con robos a casas habitación, asaltos a trenseuntes, cristalazos, robo de autopartes y de vehículos, es toda una industria que podría caer muy bien en el rango de delincuencia organizada.

Ese entramado no se podría realizar sin la complacencia, cuando no la complicidad, de la policía de la ciudad.

Ese es uno de los retos que recibirá la nueva administración encabezada por Bárbara Botello, donde por lo visto aún no hay plan, pues se le ha pedido ayuda a Miguel Márquez para encontrar un director de seguridad.

Sin embargo, la descomposición avanza a otros renglones: la fuerza policiaca de León muestra cada vez más un mayor desprecio por los derechos de las personas, tratando de establecer estados de sitio virtuales a la menor provocación.

Ahora, además, sorprendidos por la exhibición de que han sido objeto en las redes sociales y en los medios, asumen el papel de censores y se dieron a la tarea de hostilizar y reprimir a un reportero de este medio que los captó “haciendo su trabajo” en contra de un grupo de porristas del Morelia, este viernes a las afueras del estadio León.

Como en los estados policiales, los uniformados leoneses mostraron una gran destreza para borrar las fotografías de la cámara de nuestro compañero, tras intimidarlo, y todavía tuvieron tiempo para “echar carrilla”.

Es, a no dudar, un tema delicado. El PAN, lamentablemente, está lejos de ser el partido humanista que iba a traer oxígeno y civilidad a nuestra vida pública. Los avances en materia de derechos humanos están sólo en el papel y los informes de los responsables de esa tarea.

En la realidad, vivimos instituciones tanto o más autoritarias que las de aquella época que abominábamos, de partido único.

Con razón los ciudadanos, confundidos, han creído encontrar una solución en el regreso al pasado. Ese es el gran fracaso de un PAN que ahora quiere “terminar con la reflexión para pasar a la acción”.

Sálvese quien pueda.

  1. La culpa de el actuar de los policias es compartida por los legisladores en turno ya que son los encargados de hacer las leyes y modificar las sanciones o castigos para los infractores,aunado a lo displicente que ha sido el jefe maximo de la policia municipal.
    Que nos ganamos de que se agarre a un delincuente, cuando se arriesga al policia,se dañan las patrullas, se tiene un costo operativo,etc,si al dia siguiente esta afuera impunemente listo para cometer delitos.
    que ganamos cuando se detiene a un delincuente y este sale libre por interseccion de la comision de los derechos humanos sea estatal o federal,donde se pide que al delincuente se le trate a besos,perdon que se le trate como a un ciudadano comun y corriente que cumple dia a dia con su trabajo,familia,y con la sociedad.
    Para muestra de la impunidad y falta de aplicacion de la ley,solo basta ver algo sencillito…..Los ciclistas. Donde por su imprudencia y que nadie los mete en cintura,ocurren diario accidentes involucrando a gente economicamente activa y productiva,que muchas de las ocasiones ni culpa tiene de la brutalidad de ellos al circular poor la ciudad.
    Si no se puede con algo pequeño,se podra con algo mayor?(es ejemplo).
    Todos somos culpables de la ppolicia que tenemos y llego a ser de las mejores del pais en los inicios del pan como gobierno,esperemos que barbara botello ponga a alguien que no pida cuota a los subordinados,y no haya impunidad.

    • SEÑOR LUIS G .TORRES, CON EL DEBIDO RESPETO NO ESTOY DE ACUERDO EN ESO DE QUE “TODOS… SOMOS CULPABLES DE LA POLICÍA QUE TENEMOS…” YA PARECE FRASE DE “A CAJÓN” EN CUALQUIER PROBLEMA SOCIAL… LE RECUERDO QUE EN UNA SOCIEDAD TODOS DESEMPEÑAMOS ROLES Y LA AUTORIDAD GUBERNAMENTAL ES QUIEN S ENCARGA DE LA APLICACIÓN O NO APLICACIÓN DE LA NORMATIVIDAD…

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: