Arnoldo Cuellar

Posts Tagged ‘Inversión Inmobiliaria’

Salamanca: negocios a periodicazos

In Botepronto on abril 24, 2014 at 3:37 am

Un terreno de tres hectáreas, ubicado en una zona periférica de Salamanca, fue comprado por la administración que encabeza el panista Justino Arriaga Rojas, en un precio de 41 millones 953 mil pesos. El vendedor fue una sociedad anónima que tuvo como apoderado a Alejandro Herrera Sánchez, director de los diarios el Sol de Salamanca y el Sol de Irapuato. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Nuevas cartas de relación sobre la Torre Salim

In Correspondencia on diciembre 8, 2011 at 9:33 am

LA ACLARACIÓN:

Estimado Arnoldo:

Quiero aclarar algunas precisiones a tu columna, en base a tu gran insistencia que me has hecho a mi ID de Nextel que te proporcionó nuestro buen amigo Ramón González Flores.

Si no recuerdo mal, anteayer a las 11 am me llamaste a mi Nextel para confirmar una cita, la cual te comenté que por motivos de trabajo no podía asistir y me disculpé. A la vez me comentaste que el Ing. Salim había dicho que la elaboración del proyecto ejecutivo del Conjunto Estrella está a mi cargo, para lo cual te contesté afirmativo. Así mismo, me preguntaste que si los concursantes para la edificación contaban con el proyecto ejecutivo, para lo cual te contesté afirmativo y hasta ahí llegó la llamada. Yo no entiendo cual es la versión encontrada que tu dices, pues efectivamente reafirmo lo que te ha comentado el Ing. Salim.

Atte: Arq. Alfredo Pliego.

 

LA RESPUESTA

Estimado Alfredo:

Me pareció lamentable que cancelaras con media hora de anticipación una cita agendada días atrás, para abordar un tema que es central para la ciudad de León: la edificación de un nuevo edificio emblemático que será el más alto de la ciudad y que contiene una hectárea de espacios destinados a renta de oficinas en una zona de la ciudad con severos problemas de deterioro, construido, además, con recursos provenientes del fondo de pensiones de los trabajadores del sector estatal de Guanajuato.
Paso a explicarte las contradicciones entre lo que me dijo de viva voz, en una llamada telefónica, Miguel Salim y lo que tú, encargado del proyecto ejecutivo, me expresaste:

El ingeniero Salim me expuso que el proyecto conceptual se había licitado mediante una invitación restringida a la que acudieron los arquitectos Enrique Aranda, Gerardo Gómez y la empresa Oikos, ganando esta última, todo ello a un costo de alrededor de 50 mil pesos. El proyecto ejecutivo, agregó el director del ISSEG, se te asignaría a tí, con un costo de alrededor de 8 millones de pesos.

Por ello te busqué y agendamos una cita desde la semana pasada, a fin de ampliar y cotejar esta información. En tu llamada de cancelación, este martes, me respondiste algunas de mis preguntas de manera por demás sintética, evidenciando que lo que menos querías era hablar del tema y dándome la sensacion de que más que estar ocupado me estabas evadiendo.

Esa idea se acrecentó por el hecho de que te conozco y se que cuando quieres proporcionar información lo haces sin ambages, como cuando me informaste de los detalles del primer proyecto de la Expo Bicentenario, que no pudo concretarse en las faldas del cerro de La Bufa en la ciudad de Guanajuato, donde se incluía el descabellado proyecto de hacer bajorelieves en Los Picachos de los rostros de los héroes de la Independencia, imitando el Monte Rushmore, en Dakota del Sur, con un mal gusto memorable, por cierto.

En la llamada a la que te refieres me respondiste “afirmativo” a la pregunta de si el proyecto ejecutivo y el conceptual eran uno y el mismo; acto seguido te pregunté si esa información ya estaba en manos de los participantes en la licitación de las cuatro partes en las que se ha fraccionado la obra, a lo que sólo respondiste, igual de sintético, “afirmativo”.

La contradicción entre tú y Salim consiste en que mientras el director del ISSEG me comentó que apenas se iba a asignar el proyecto ejecutivo y este era diferente al conceptual, tu me indicaste que ambos eran parte del mismo contrato,  que se te había sido asignado a tí y que estaba concluido.

Es una sutileza, pero tratándose de una obra realizada con dinero de un fondo de pensiones, obligado a respetar la normatividad vigente en la administración pública, nunca será demasiado exigir la máxima claridad, total transparencia y congruencia en la información de actores tan importantes como el funcionario público que asigna la el proyecto y el contratista favorecido.

Tú mismo eres testigo de las catástrofes que pueden ocurrir cuando no se maneja con claridad la información en proyectos de esta envergadura, después de tu paso por USO, el fracasado intento de trasladar las oficinas públicas de la capital del estado a una nueva ciudad a las orillas de la Presa de la Purísima, durante el gobierno interino de Carlos Medina Plascencia, donde fungiste como el responsable técnico de un proyecto frustrado por carecer de consensos sociales.

Seguiré insistiendo en la necesidad de clarificar todo lo relacionado con el conjunto Estrella y su torre de 23 pisos, aunque te incomode mi insistencia, por cierto desatendida hasta ahora, y más allá de quién me haya proporcionado tu número de radio. Un abrazo.

Arnoldo Cuéllar

A %d blogueros les gusta esto: