Arnoldo Cuellar

DÍAS DE GUARDAR Domingo 7 de febrero de 2021

In Análisis Político, Días de Guardar, POPLab on febrero 7, 2021 at 11:32 am
Ilustraciones: @PincheEinnar

* Impunidad, el principal motor de la inseguridad

* Fracaso venta de franquicia de MC a Arroyo Vieyra

* La secretaría del migrante, un capricho caro e inútil

1.- La fiscalía juega con juguetes caros, pero no resuelve casos

En la raíz del grave problema de inseguridad que vive Guanajuato, enmarcado no solo por la preocupante alza de homicidios violentos, sino también por los delitos patrimoniales que afectan cotidianamente a ciudadanos y a empresas, se encuentra la impunidad flagrante que se exhibe en todas las mediciones y análisis sobre el fenómeno delictivo.

Resultaría risible, si no nos fuera en ello nuestra paz y tranquilidad, el falaz argumento de los máximos responsables políticos de la entidad, como el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, al exhibir las cifras que sitúan a Guanajuato como una de las entidades “menos peores” en el tema de la impunidad, pero de todas formas con cifras altísimas de ineficacia del aparato de justicia.

Con cifras a modo tomadas sesgadamente y sin criterios metodológicos, el gobernador se precia en anunciar y presumir a la mejor fiscalìa del país por los niveles de impunidad alcanzados, los cuales siguen siendo escandalosos pero mejores que el resto de las entidades, atendiendo a las cifra sin contexto.

No se analiza la cifra negra, no se revisa la actuación del ministerio público en Guanajuato que en las mismas mediciones de México Evalúa, archiva más del 40 por ciento de las denuncias que presentan los guanajuatenses y en otro 50 por ciento decide el no ejercicio de la acción penal. La misma organización, que ha asesorado técnicamente a la fiscalía de Guanajuato, subraya en su estudio Hallazgos 2019 que la figura del “archivo” “está siendo utilizada como un mecanismo para ocultar el rezago institucional de las fiscalías.”

Con uso de datos para la propaganda y no como herramienta de conocimiento de la realidad, el gobernador Sinhue prosigue en su tarea de defender al fiscal que en sus 10 años de desempeño como procurador no logró otra cosa que expulsar a la paz y la tranquilidad de Guanajuato y que como premio recibió un mandato de nuevo años más de poder omnímodo y sin controles.

Al final del día, la seguridad real se mide en lo que perciben, padecen y enfrentan, directamente o como consecuencia colateral, los ciudadanos de Guanajuato, los que pagan impuestos, votan y reclaman resultados a sus gobernantes, no en el disfraz que quiere manipular indicadores parciales que forman parte de estudios complejos, cuya utilidad es otra muy distinta a la de lavar la imagen de los funcionarios.

El intento de hacer política atendiendo simplemente el aspecto de la propaganda y de la vanidad de quienes gobiernan no deja de ser una nueva forma de considerar a la ciudadanía como menor de edad, tal y como lo hacía el regimen autoritario priista por la vía del corporativismo, la opacidad y la nula rendición de cuentas.

Al igual que aquel intento, este de hoy solo quiere manipular la realidad. Como ya se vio, también fracasará.

2.- La estafa de Arroyo Vieyra no prospera en Movimiento Ciudadano

Alguien, finalmente, se dio cuenta en Movimiento Ciudadano del engaño en el que los enredó el priista Francisco Arroyo Vieyra, quien mientras buscaba la plurinominal uno para su hija Érika Arroyo Bello, mantenía interlocución con panistas y tricolores a la espera de obtener dividendos de todos.

La trama Andorra sigue vive y aún depara sorpresas, lo que sería una auténtica bomba de espoleta retardada en la campaña del partido que quiere ser la alternativa a la polarización entre AMLO y sus detractores.

Pero no fue solo eso, la pretensión de Arroyo de apoderarse de la única posición viable de la lista plurinominal resultó un exceso a la luz de sus aportaciones: un ex panista de la cuadra de Sixto Zetina como candidato en Irapuato y un ex jefe policiaco engañado en la candidatura de Guanajuato parecían las mejores “aportaciones”.

Todavía en días pasados, Arroyo Vieyra trató de comprar algunos liderazgos priistas en el Distrito VIII local para tratar de fortalecer la candidatura de su hija ante la compliación de asegurar el primer puesto de la lusta, pero fue recibido con cajas destempladas, después de que en su larga bonanza política rara vez se acordó de esos cuadros partidistas.

La candidatura de Érika Arroyo hubiera originado fuertes campañas en contra de su progenitor, sobre todo a causa de su bonanza inmobiliaria y sus cuentas bancarias en un paraíso fiscal. A Dante Delgado le iba a salir caro el desliz de vender la franquicia de su movimiento a un personaje con esta carga de desprestigio.

Lo peor de todo es que el tiempo perdido difícilmente puede ser recuperado y quien entrará al rescate para tratar de defender por lo menos el nivel de votación de pasadas elecciones es la ex gobernadora yucateca Ivonne Ortega quien muy a tiempo le advirtió a su líder moral del error que estaba cometiendo sin ser escuchada. No hay peor sordo…

3.- Juan Hernández usa el presupuesto para posicionarse en lo personal

Con nula interacción con los migrantes, sin ningún apoyo sustancial a a una de las más pujantes comunidades de origen mexicano en los Estados Unidos, Juan Hernández, el secretario del migrante escogido por Diego Sinhue Rodríguez para inaugurar esta dependencia está instalado enHernández la más absoluta superficialidad.

Esta semana, Hernández, quien se considera un experto en propaganda partidista, usó la tragedia de una familia migrante de Uriangato en Chicago, muerta en un incendio, para salir en medios de comunicación anunciando su “apoyo a los familiares de las víctimas”.

Gira de medios oficiales, entrevistas televisadas, boletines pagados en columnas políticas, le sirvieron a Hernández para presumir la compra de “tres boletos de avión” para que los familiares viajaran a Chicago.

No está mal apoyar a las víctimas indirectas de una tragedia, desde luego. Lo reprobable es que Juan Herández vaya al aerpuerto de Guanajuato a montar un show para entregar los pases de abordar y se haga acompañar de un equipo de prensa que difunda sus dádivas.

En contrapartida, el secretario del migrante ha abandonado a su suerte a Jorge Garcia y Patsy Hernandez, los migrantes sobrevivientes de un ataque de odio racial en California, que los dejó con quemaduras en todo su cuerpo. Jorge es originario de Pénjamo y su esposa de Guerrero.

A final de cuentas, si la política de apoyo a las víctimas de violencia o de accidentes en la comunidad migrante, se reduce a comprar boletos de avión para los familiares, no se necesita toda una Secretaría y un costoso aparato burocrático y de propaganda. Bastaría con un par de secretarias eficientes para hacer esa tarea, con mejores resultados y mayor decoro.

La responsabilidad también es del gobernador Sinhue quien parece haber dejado al garete las dependencias que creó como parte de su apuesta de reestructuración del aparato estatal. Hasta este momento, pasado el primer tercio del sexenio y encaminados al tercer informe de gobierno, nada en los resultados, la actitud y el discurso de Johnny Hernández, justifica la necesidad de crear una secretaría del migrante.

A %d blogueros les gusta esto: