Arnoldo Cuellar

Antibullying, la ley al contentillo

In Botepronto, Zona Franca on agosto 22, 2014 at 3:09 am

Los diputados de la LXII Legislatura de Guanajuato aprobaron hace un año, el 26 de junio de 2013, la Ley para una Convivencia Libre de Violencia en el Entorno Escolar, para el Estado  de Guanajuato y sus Municipios*.

El trámite se realizó por unanimidad y con una gran consenso entre las diferentes fuerzas políticas. El gobernador del Estado, Miguel Márquez, promulgó la publicación del decreto un día después y este apareció en el Periódico Oficial del 2 de julio de 2013.

El trabajo de consensos de la ley fue rápido y no despertó mayores complicaciones. La creación de una Ley para prevenir el fenómeno del bullying, anglicismo que ya se ha generalizado para definir el concepto de acoso escolar, fue producto de un compromiso de campaña de la alianza del PAN y el PANAL, el partido de origen magisterial.

Esa alianza postuló al gobernador Miguel Márquez y se extendió a varias alcaldías y al propio Congreso del Estado. El diputado que Nueva Alianza alcanzó en esta Legislatura fue un exlíder magisterial de la Sección XIII, Marco Antonio Miranda Mazcorro, quien funge como secretario de la Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología y Cultura, responsable de dictaminar dicha ley.

Antes de pasar a la aprobación del Pleno, el dictamen de la ley fue conocido por las áreas jurídicas del Ejecutivo del Estado y de las dos secciones sindicales que existen en la entidad.

por todos estos antecedentes, resulta altamente preocupante que un año después de la aprobación y entrada en vigor de la ley Antibullying, tanto el gobernador del Estado, Miguel Márquez Márquez, como los dos líderes magisteriales, Juan Elías Chávez y Alejandro Trejo Ávila, coincidan en señalar que “la ley se excede al dar demasiada responsabilidad a los maestros”.

La queja previa de Miguel Márquez, a la que se sumaron los líderes del SNTE, fue sobre una de las disposiciones del artículo tercero de la ley, que define el entorno escolar, como “Las instalaciones escolares, las inmediaciones de éstas, así como los espacios en donde el educando lleva a cabo actividades educativas o relacionadas a su condición…”

Al respecto el mandatario, que hace un año parecía muy complacido por la nueva ley, señaló:“Yo no creo que alguien que se peleó a cinco cuadras de la escuela el maestro tenga la responsabilidad, yo creo que tampoco es eso. El maestro es responsable adentro de la escuela, obvio, fuera de ella el maestro, el padre de familia, el peatón, quien vaya pasando y ve que alumnos se pelean, es labor nuestra como mayores el poner orden”.

Evidentemente, el gobernador caricaturiza las situaciones: cinco cuadras no son “las inmediaciones” de la escuela. sin embargo, más grave aún es que Márquez, como máximo responsable de ala educación pública en Guanajuato, no haya tenido tiempo de leer la ley o de asesorarse por su secretario de Educación, ya que el texto de la misma nunca responsabiliza a los maestros de la violencia en las escuelas ni en su entorno, lejano o cercano.

En la Ley para una Convivencia Libre de Violencia en el Entorno Escolar, para el Estado  de Guanajuato y sus Municipios, se establece un Consejo Estatal para Prevenir, Atender y Erradicar la Violencia en el Estado de Guanajuato; se crea una Red Estatal para la Convivencia Libre de Violencia en el Entorno Escolar, que integran el estado y los municipios de forma transversal a través de sus áreas educativas.

Cuando habla de autoridades competentes, enumera las siguientes: el Titular del Poder Ejecutivo, la Secretaría de Educación, la Secretaría de Salud, la Secretaría de Seguridad Pública, el DIF, los Ayuntamientos y los DIF municipales.

Cuando aterriza las atribuciones de la SEG, estas tiene que ver mayormente con la sensibilización, la capacitación y el registro de caso, así como, la denuncia ante las autoridades correspondientes. Muchas de esas tareas o casi todas, le competen a los directores de los planteles, que son considerados como personal con responsabilidad administrativa, además de la docente.

En toda la ley nunca se habla de “maestros”, la palabra ni siquiera está incluida en el texto, como tampoco la de “profesor”.

Así que hablar de que la ley “se excede” en las responsabilidades a los maestros es una completa falsedad.

Pero, además, incluso si así fuera, se trata de una ley aprobada, decretada y promulgada en los términos que marca la Constitución. No tiene sentido hablar si se excede o se queda corta, es la ley que se tiene y debe ser aplicada. Mala cosa sería que el jefe del Poder Ejecutivo nos venga hoy a decir que solo va a cumplir con las leyes que le parezcan justas.

Pero más aún, como queda claro en el proceso relatado en el inicio de este artículo, la ley Antibullying fue aprobada bajo amplios consensos y revisada en su momento por quienes hoy se quejan de ella y quieren reformarla, a menos de un año de su entrada en vigor y cuando ni siquiera ha sido puesta plenamente en funcionamiento.

Se trata de una cuestión preocupante que pone en duda el profesionalismo y la seriedad con la que actúan tanto nuestros gobernantes como los representantes del gremio magisterial.

¿Que nos quieren decir a los ciudadanos? ¿Que también podemos ser omisos con las leyes que no nos gusten? Cuidado, porque hay muchas.

*El texto completo de la Ley para una Convivencia Libre de Violencia en el Entorno Escolar para el Estado  de Guanajuato y sus Municipios, puede ser descargada en la siguiente liga:

http://www.congresogto.gob.mx/leyes?page=11

  1. Hola, buenas noches. Me pareció interesante el articulo que escribió, desde el año pasado estoy buscando la manera de acercarme a la problemática que se vive en Mineral de Pozos en Guanajuato respecto al despojo de tierras para crear zonas ecoturisticas o de confort para ciertas personas excluyendo en su mayor parte a los ejidatarios. Respecto a estas noticias, sólo encontré tres en el periódico el correo pero después no encontré más hasta ahora que dí con su blog. Me interesa de cierta manera, dado que me gustaría utilizar este caso para un trabajo de investigación, soy estudiante de Sociología en la Universidad Autónoma Metropolitana unidad Iztapalapa. Espero tener respuesta favorable, para tener un poco más de información sobre este caso.

    Saludos.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: