Arnoldo Cuellar

León: operativos de fin de semana y asaltos todos los días

In Botepronto, Zona Franca on noviembre 13, 2012 at 3:55 am

Son espectaculares, complacen la vanidad de los políticos y convencen a los medios de comunicación, pero los resultados indican que los operativos conjuntos de fuerzas municipales, estatales y federales de los fines de semana no están sirviendo para desalentar a la delincuencia comun que asuela la ciudad de León.

El mismo fin de semana que pasó, mientras los patrullajes del ejército, las fuerzas de seguridad estatales, la policía ministerial y la preventiva de León, detenían a una cincuentena de personas en un recorrido intenso por más de 80 colonias, se realizaba el desvalijamiento de sendos negocios en Villa de la Luz y Bugambilias.

Y apenas este lunes, un violento asalto a mano armada se cebó en una base de autobuses en la colonia La Brisa, mientras que los pequeños robos a autos y transeúntes se repiten a lo largo y ancho de la ciudad.

No quiere decir que las redadas masivas no tengan una función, sobre todo inhibitoria, pero no pueden ser la piedra de toque de una estrategia integral de seguridad para una ciudad como León, sino apenas uno de sus componentes.

Además, la intensificación de operativos policiales como los realizados en los últimos tres fines de semana puede empezar a despertar reacciones de la población, pues no resulta difícil que ocurran violaciones a los derechos humanos, precisamente uno de los talones de aquiles de la policía leonesa en este momento.

Desde luego, el general Miguel Pizarro está haciendo lo que sabe hacer y ante la inoperancia del cuerpo policial que recibió, lo más natural es que se apoye en el Ejército, donde tiene excelentes relaciones; y con las fuerzas del estado, una parte de las cuales comandó, mientras tuvo excelente coordinación con la otra.

Sin embargo, tarde o temprano se deberá entrar al meollo de la tarea que constituye una de las principales asignaturas de la nueva administración municipal: depurar la corporación de policía leonesa y ponerla en el camino de recobrar la confianza de sus ciudadanos. Cualquier otra cosa sería un rotundo fracaso.

A %d blogueros les gusta esto: