Arnoldo Cuellar

Incómodos esquiroles

In Botepronto, Zona Franca on junio 21, 2012 at 4:03 am

No le ha gustado a los priistas el trabajo de investigación de Zona Franca sobre la casa de seguridad con una troupe de  personajes del estado de México listos para actuar en la elección de Guanajuato: “Esquiroles al servicio del PAN”, nos ha llamado Juan Ignacio Torres Landa.

Más sincero, más consternado, el coordinador de la campaña priista se ha sorprendido por la noticia de un posible centro de operaciones electorales controlado de forma remota por Pablo Zárate Juárez: “yo no puedo saberlo todo”, respondió a la interrogante de los medios.

Lo cierto es que la casa existe, los vehículos se forman en ella y los vecinos saben que ahí se hospedan “publicistas de Juani”, que no son de por estos rumbos.

Lo lamentable es que la operación electoral con la que se pretende retar la hegemonia del panismo en Guanajuato en una de sus horas más bajas, deba de ser reforzada con halcones enviados por gobernadores priistas.

Ahora se entiende el desprecio con el que han sido tratados los cuadros locales priistas, pues el peso de la operación dura descansa en otros hombros.

La apuesta es riesgosa. ningún ejército soportado en mercenarios ha logrado nunca sentar un dominio duradero. “Armas propias y no ajenas” es lo que Maquiavelo le reclamaba a la república de Florencia en El Príncipe y otros textos.

Ciertamente, el PRI de estos días se enfrenta a una estructurada fuerza panista que hunde sus raices en la burocracia del estado y los municipios, algo que debería saber cómo combatir, pues así fue el PRI del siglo pasado.

Recurrir a una fuerza de choque donde se forman enviados de Yucatán, Edomex, Aguascalientes, Querétaro y Michoacán no ayudará mucho y sí puede llevar a un mayor enrarecimiento del ambiente.

Por si algo faltara, el uso de esa fuerza expedicionaria puede causar un mal mayor al hacer que los priistas locales se vuelvan a confiar, pensando que alguien está trabajando por ellos.

Eso es, quizá, el saldo más lamentable: comprobar que la segunda fuerza política de Guanajuato persiste en la negación a tratar de valerse por sus propias fuerzas.

Por dónde se le vea, es un fracaso, aún cuando pudieran tener éxito.

A %d blogueros les gusta esto: