Arnoldo Cuellar

Entrada anterior

In Otras voces on junio 17, 2012 at 9:11 pm

Una explicación concienzuda de porque el dinosaurio sigue allí, aunque despertemos una y otra vez.

¡Manel xochitl, manel cuicatl!

México se halla, de nuevo, en una coyuntura política electoral. Para ser precisos la quinta. Cinco coyunturas políticas seguidas más bien suenan a que algo se encuentra demasiado fracturado. En veinticuatro años la situación se ha repetido una y otra vez: el gran enemigo es el PRI. Dos veces ha sido aparentemente vencido, la primera para retornar con fuerza en el legislativo, la segunda para retornar con fuerza en las gobernaturas. En realidad nunca se ha vencido al PRI. ¿Por qué?

Las razones son muchísimas y las desconozco con precisión pero quiero anotar mi hipótesis: El PRI no ha sido derrotado porque los partidos y la ciudadanía continúan operando como en tiempos del PRI-gobierno en gran medida. Los partidos, las organizaciones políticas, los sindicatos y muchas otras instituciones continúan siendo profundamente corporativos y clientelares. Claro que no en los términos en que el PRI-Estado gobernaba y aglutinaba todo pero sí en…

Ver la entrada original 2.478 palabras más

A %d blogueros les gusta esto: