Arnoldo Cuellar

Poder Judicial sometido, la peor de las noticias

In Botepronto, sinembargo.mx, Zona Franca on diciembre 7, 2017 at 3:42 am

Como carecen de autonomía real, los 21 integrantes del Pleno de magistrados que teóricamente presiden el Poder Judicial de Guanajuato, se pasarán los días que vienen esperando llamadas desde oficinas del Poder Ejecutivo de Guanajuato que les den luces sobre quién será su próximo presidente.

Miguel Valadez concluye su segundo ciclo de cuatro años al frente del Supremo Tribunal de Justicia, al cual llegó de forma un tanto accidentada y cuando ya nadie esperaba que volviera a tener un papel protagónico.

Fue la intromisión de quien pronto será recordado como la influencia más nefasta en el gobierno de Miguel Márquez, su compadre Rafael Barba, a favor de la magistrada irapuatense Claudia Barrera, lo que descarriló la marcha de un proceso que siempre ha marchado sobre terciopelo en el que quizás es el menos independiente de los poderes del estado.

La confrontación de Barrera con el fernandista José Luis Aranda generó una polarización que solo se vio resuelta por un tercero en discordia, el ex presidente y ex procurador de Justicia Miguel Valadez, quien relevó a un Alfonso Fragoso impedido de reelegirse por el vencimiento de su periodo.

Hoy, con un marcado desgobierno al interior del pleno, producto en buena medida del impulso que hasta hace algunas semanas le daba el propio Valadez a su cercano e histórico colaborador, Héctor Tinajero, se postulan tres aspirantes con relativa fuerza: el magistrado civil Diego León Zavala, quien va por su primer intento; el magistrado penal Alfonso Fragoso Gutiérrez que sigue pensando que le quedaron a deber su segundo periodo; y la magistrada Claudia Barrera, que cree que se puede recomponer lo que se descompuso la primera vez.

Sin embargo, como no tienen la capacidad para generar un consenso que no dependa del dedazo del gobernador en última instancia, un gobernador al que además le ha encantado hacerlo, los magistrados del máximo tribunal de Guanajuato se mueven de manera penosa y subrepticia.

Las oficinas de Ricardo Narváez y Juana de la Cruz Martínez, se han visto asediadas por telefonazos de magistrados en estos días, pidiendo audiencia con el gobernador, en búsqueda de un espaldarazo que defina las cosas y acabe con la incertidumbre.

En lo que quizá es la medida más audaz tomada nunca por un grupo de magistrados, diez de ellos se retrataron en torno a Diego León Zavala en un restaurante de la capital del estado, foto que ya circula en el Tribunal y también en Palacio de Gobierno, para mostrar un bloque sólido al que solo le falta un voto para ser mayoría.

Sin embargo, Márquez puede hacer lo que quiera, incluso ir en contra de esa incipiente muestra de autodeterminación y poner a quien se le de la gana, incluso a la magistrada Barrera que concita un rechazo de buena parte de sus compañeros.

La opción neutral sería Alfonso Fragoso y la neutralidad vendría dada en todos los sentidos. El ex presidente del Tribunal ejerció un mandato gris y burocrático donde su mayor preocupación era asistir a los eventos del gobernador en los que podía retratarse junto a él. Aún no estaban de moda las “selfis” pero poco le faltaba.

Por supuesto, nadie está tocando el tema de fondo. La necesidad de darle un impulso transformador al Poder Judicial que no se limite a construir edificios y decorar salas como sets de televisión, sino impactar de fondo en la capacitación, en la modernización de las estadísticas y la agilización de los servicios al público con las nuevas tecnologías.

En medio de la escalada de inseguridad que vivimos y ante los retos de una delincuencia más sofisticada y violenta, no podemos darnos el lujo de un Poder Judicial de tercera clase donde los magistrados llegan por componendas políticas, por escalafón burocrático o por compadrazgos; mucho menos jueces que obtienen las respuestas antes de los exámenes por la enorme lenidad que priva en las estructuras burocráticas del sistema.

¿Quién de los que se postulan tiene una idea clara de puesta al día del Poder Judicial que no sea simplemente cosmética o que se confunda con el cambio de imagen de la Web institucional?

No sabemos, porque nadie lo ha dicho, todos andan en búsqueda de las palabras mayores y del espaldarazo que confirma la inexistencia de la autonomía. Y mientras esta no se ejerza, olvidémonos de los fiscales carnales, todo el sistema de justicia se mueve en la ineficiencia y en la complicidad con los factores que están en la raíz de la crisis de violencia e inseguridad que vivimos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: