Arnoldo Cuellar

El error: Jorge Videgaray, mentor de Sinhue

In Botepronto, Zona Franca on diciembre 6, 2017 at 3:53 am

Navegando sin rumbo desde que Márquez lo soltó de Sedeshu, el precandidato del oficialismo panista cae en manos de un prestidigitador político profesional que ha explotado al PRI y al PAN, pero que nunca ha mostrado ideas transformadoras y ya no lo hará a estas alturas. 

Son ya varias las señales que evidencian la inmadurez del delfín panista Diego Sinhue Rodríguez Vallejo. Sin embargo, una de las más preocupantes es la forma en la que se le ha colado el eterno aspirante a la trascendencia política, Jorge Videgaray Verdad, que hoy lo lleva de la mano a los “círculos empresariales” que siguen siendo un gran misterio para el ex secretario de desarrollo social.

Sin embargo, lo cierto es que Videgaray dejó de ser confiable hace mucho tiempo para la mayor parte de los actores relevantes en el sector privado de León. Sus continuos devaneos entre el PRI y el PAN, que solo revelan un gran oportunismo y la innegable ansia de figurar, han diluido el ascendiente que pudo llegar a tener hace algunos años.

Hoy, un político que podría aspirar a presentarse como la cabeza de un proyecto de renovación generacional para el panismo de Guanajuato, se mueve sin anclajes entre personajes cuyos liderazgos declinaron hace tiempo y que solo parecen usarlo para regresar a la política por los beneficios que esta deja.

Jorge Videgaray ha echado mano de sus relaciones para impresionar a Rodríguez Vallejo. Por ejemplo ya lo placeó por algunos medios de comunicación para contactarlo con los directivos, de paso el empresario constructor deja en claro que él ejerce un ascendiente sobre quien puede ser el próximo candidato del PAN.

Sin embargo, el protagonismo traiciona al personaje. En alguno de esos medios de comunicación logró colar una fotografía donde aparecen en primer plano el propio Videgaray y el aspirante presidencial priista José Antonio Meade en alguna gira por Guanajuato en el trienio en el que el leonés fue diputado local; a la zaga le siguen Diego Rodríguez Vallejo y el disminuido operador panista y funcionario estatal Marco Antonio Rodríguez.

Es decir, a Videgaray poco le importó dejar en segundo plano al ex secretario de Desarrollo Social, con tal de lucirse junto al tapado del PRI. Pero además, ¿en que podría beneficiar a Rodríguez Vallejo exhibirse en una foto con Meade, cuando parte central de la estrategia de éste es arrastrar cuadros blanquiazules para minar al Frente Ciudadano por México, impulsado por Ricardo Anaya, de quien depende prácticamente en forma total la designación del candidato en Guanajuato?

No es de extrañar, se trata del estilo Videgaray, quien no para mientes en halagar y festinar, para después olvidar y traicionar, cuando obtiene sus objetivos. ¿Víctimas en el camino? Muchas: Ramón Aguirre, Juan Ignacio Torres Landa, Bárbara Botello, Ricardo Padilla, Pepe Chuy Padilla, Vicente Guerrero, Ricardo Sheffield y Juan Manuel Oliva.

Sin embargo, hoy por hoy, y más que afectar a Diego Sinhue por sus acciones del futuro, Jorge Videgaray lo que está haciendo es exhibir en el presente las inseguridades y debilidades de un candidato que se asume vulnerable y que requiere mantos protectores, aunque estos  hayan dejado de ser funcionales hace tiempo.

Así, mientras Jorge Videgaray consigue sus objetivos de cualquier manera, al mostrar que “sigue vigente”; el que sigue acumulando pasivos en una imagen que batalla para convencer, es el delfín de Miguel Márquez.

Se nota a leguas que tras el descarrilamiento de Sinhue Rodríguez de la Secretaría de Desarrollo Social, no hay plan ni estrategia y solo privan las ocurrencias. Mala señal para un PAN que se apresta a vivir una tormenta en las designaciones de candidatos a todos los cargos en disputa y que, además, puede enfrentar una de las elecciones más complicadas desde que están en el poder.

Y si en el equipo del aspirante nadie pone orden, menos lo hace la oficina del gobernador superada por la agenda de pendientes para cerrar el año y el sexenio y mucho menos, la dirigencia estatal del PAN, atorada en la indecisión y la cobardía.

Resulta francamente inverosímil que los priistas logren levantar sus expectativas a nivel nacional, cuando su imagen se encontraba hundida ante el electorado, con el expediente de un candidato que es no priista, tiene facha de gente decente y está bien educado.

En sentido contrario, el poderoso PAN de Guanajuato, sin rival al frente, se hunde en la confusión gracias a un candidato sin perfil que se engancha con el primer vendedor de ilusiones que se le aparece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: