Arnoldo Cuellar

Márquez: primer paso fallido

In Botepronto, Zona Franca on junio 6, 2016 at 3:51 am

Por azares del destino y escasez de información, Márquez apareció descafeinado en un medio nacional la noche de las elecciones; en cambio su vocero se puso agresivo, quizá en exceso, en las redes sociales.

La debilidad de los partidos de oposición en Guanajuato ya le generó una doble ganancia al gobernador Miguel Márquez: primero fue la comodidad con la que gobierna la entidad; en segundo, ahora hasta lo pudo presumir como una de las bondades de su gobierno: la construcción de consensos.

La participación del guanajuatense en una mesa de análisis postelectoral este domingo en una televisora nacional, le permitió a Márquez dar los primeros pasos en su intención de construirse como político nacional.

Allí quiso explotar algunos de los logros de su gobierno, principalmente en materia económica, pero no hubo mucha oportunidad ya que se trataba de revisar las primeras lecciones de la elección.

Márquez centró sus esfuerzos en verse ponderado. El concepto que quiso posicionar fue el de “congruencia”: definiéndola como el esfuerzo de alinear los dichos y los hechos.

También llamó a la madurez y a la civilidad para evitar las guerras sucias en las campañas, algo perfectamente fuera de lugar ante lo que se vio en los comicios que culminaron este domingo, pues eso hubiera sido oportuno hace un par de semanas y no cuando acabaron unas campañas especialmente agresivas.

Sin embargo, Márquez arriesgó opiniones sobre temas en los que no se había pronunciando, como la segunda vuelta electoral, donde reflexionó que no se puede seguir gobernando con elecciones divididas y un alto abstencionismo.

Como aquí hemos insistido en otros análisis, las dos mayores fortalezas de Márquez son fortuitas: el buen momento económico de la entidad, producto de una cadena de acciones y decisiones a lo largo de varios gobiernos; y la nada virtual desaparición de la oposición política en la entidad.

Qué el gobernador de Guanajuato haya exhibido las dos últimas iniciativas legislativas, presentadas por todos las fuerzas representadas en su Cámara de Diputados, como un signo de su fortaleza política, debería poner a pensar seriamente a los dirigentes de algunos de partidos, si es que todavía tienen esa capacidad.

Por lo pronto, Márquez sale a la palestra nacional cobijado por el boom económico de las inversiones automotrices y la depresión política de la oposición. Además de eso, hay poco.

A esa hora, las 10 de la noche, aun no se tenían las noticias que surgieron una hora más tarde sobre los triunfos del PAN en Tamaulipas y Veracruz, contra los pronósticos de las encuestas, que se sumaba al de Puebla y Aguascalientes y el cerrado escenario de Chihuahua.

Ante ese escenario, que sin duda deja fortalecido a Ricardo Anaya, la posición de Márquez, su apuesta por la civilidad y la congruencia, se antoja tibia, casi colaboracionista.

Por si algo faltara, ayer mismo se inauguró una estrategia de posicionamiento en redes de la nueva oficina de comunicación y propaganda de Márquez, a cargo del periodista Enrique Avilés, que eligió tuiteros exitosos por sus contenidos picantes y sexosos, para posicionar los logros del recatado gobernador.

Menos mal que la divisa es la congruencia, si no quién sabe lo que estaríamos viendo.

 

A %d blogueros les gusta esto: