Arnoldo Cuellar

La misteriosa asesora de Miguel Márquez

In Botepronto, Zona Franca on enero 22, 2016 at 3:10 am

Una asesoría de alto nivel cuyos costos no aparecen en la información pública del gobierno estatal, podría ser la responsable de dirigir la precampaña presidencial de Miguel Márquez.

La comunicadora Martha Matilde Mejía Montes, egresada de la Universidad Iberoamericana y poseedora de una maestría en comunicación por La Sorbona de París y un posgrado en un College inglés, se ha convertido en una pieza clave de las decisiones de coyuntura del gobernador Miguel Márquez Márquez.

La socia fundadora y directora general de Zimat Consultores, asesora de empresas como Monstanto México, Minera México, General Electric de México, el Instituto DESC y Seguros La Comercial, fue una pieza decisiva en la gestión de la crisis derivada de la solicitud de la alerta de género, realizada por grupos de defensa de los derechos de las mujeres en Guanajuato.

Mejía Montes logró algo que se antojaba imposible: sentar al gobernador Márquez y a su primer círculo en una charla de capacitación de la activista de género Martha Lamas, orientada a entender las sutilezas de los conceptos de equidad y la óptica de los derechos de las mujeres a la luz de esa visión.

Los esfuerzos de algunos funcionarios del gobierno estatal y la influencia que la publirrelacionista ha adquirido sobre Miguel Márquez, lograron reorientar la política pública en materia de atención a las mujeres violentadas, como nunca lo había hecho un gobierno panista en Guanajuato.

Ese ascendiente originó después que Miguel Márquez le impusiera al dirigente de su partido, Gerardo Trujillo, los servicios de Zimat para llevar a cabo la preselección de los candidatos a alcaldes de los principales municipios de Guanajuato.

Ese experimento terminó en un rotundo fracaso, mostrando que una cosa son las relaciones públicas y otra muy distinta las estrategias electorales. Ninguno de los preseleccionados por Martha Mejía obtuvo la candidatura, después de los jaloneos entre las expresiones del partido y el pulso de Márquez con el comité nacional.

Sin embargo, la confianza del mandatario panista en la consultora no disminuyó, sino todo lo contrario, al grado de que hoy es su principal asesora en el camino de construir una precandidatura presidencial y de fortalecer contactos y relaciones en la ciudad de México y en otras entidades.

Hasta ahí no hay nada que pudiera parecer extraño. Sin embargo, hace algunos meses, reporteros de Zona Franca hicieron consultas por la vía de acceso a la información, para conocer las especificaciones y los montos de los contratos mantenidos con Zimat Consultores o con Martha Mejía por parte del gobierno de Guanajuato, ante lo cual la respuesta fue que no existía un solo contrato con la empresa o con la persona.

Resulta totalmente atípico, que una profesional que se cotiza a los más altos niveles en su especialidad, haga un trabajo gratuito al que le ha dedicado ya varios años y seguirá dedicándole más, por lo que se ve.

Una primera razón para ocultar los contratos o realizar maniobras a fin de que no queden registros, sería para evitar la fiscalización sobre eventuales gastos que pudieran ser vinculados a precampañas políticas.

Sin embargo, por lo que se sabe, las asesoría de Zimat, de su propia directora general y de asociados suyos que han laborado en diferentes áreas del gobierno, no bordan sobre temas ajenos a la dinámica del propio gobierno, por lo que no habría ninguna razón para ocultarlos.

Cuando Martha Mejía trabajó para el PAN, de acuerdo a las versiones de los funcionarios de ese partido en ese momento, se le pagó directamente de los fondos del comité estatal.

Resultaría altamente preocupante que Miguel Márquez esté recibiendo una asesoría que puede llegar a cotizarse en cifras de más de seis ceros al mes, sin que quede constancia de esa erogación. Significaría que la empresa consultora está cobrando en forma externa, quizá a algún particular, lo que torcería totalmente la transparencia del servicio y sus consecuencias.

¿Hay acaso empresarios que están patrocinando los proyectos políticos del gobernador Márquez, incluyendo los directamente relacionados con la administración y los que próximamente tendrán que ver con asuntos preelectorales?

De ser así, el gobernador de Guanajuato, una de cuyas principales fortalezas sería la de estar alejado de poderes fácticos y representar a los panistas de a pie, estaría incurriendo en los mismos vicios políticos que han recibido la reprobación ciudadana en los comicios más recientes.

Miguel Márquez, no obstante algunas relaciones peligrosas sostenidas en su elección como gobernador y a lo largo de los primeros años de su gobierno, sigue permeando entre sus gobernados y en la opinión pública nacional como un político diferente e, incluso, confiable.

Mantener esa imagen debe ser una prioridad para sus ambiciones políticas, por ello, un ángulo como el de la transparencia del gasto en su entorno inmediato, no puede ser tratado con descuido ni con superficialidad. De hoy en adelante, todo cuenta y eso lo sabe, mejor que nadie, la propia Martha Mejía.

A %d blogueros les gusta esto: