Arnoldo Cuellar

Censura en el arranque del nuevo gobierno

In Botepronto, sinembargo.mx, Zona Franca on diciembre 13, 2012 at 3:34 am

Las primeras señales de los actores políticos y de los grupos de presión vinculados a ellos son importantes en el arranque de un nuevo gobierno. Además de los graves procesos que ocurren en el escenario nacional, se dan otros asuntos que pueden llegar a pasar desapercibidos, pero que no por ello dejan de ser relevantes.

Días después de que ocurriera la asunción formal del nuevo presidente de la República, el martes 4 de diciembre, el programa de televisión de contenido periodístico que se transmitía en la filial de Televisa en León Guanajuato, Zona Franca, conducido por quien esto escribe, fue sacado del aire de manera unilateral y sin explicaciones.

Zona Franca es una producción independiente que compra el tiempo aire a Televisa del Bajío y hace su propia comercialización. Bajo esa fórmula se transmitieron noventa y dos programas semanales a lo largo de veintiún meses, sin que hubiera existido ninguna desavenencia entre ambas empresas.

Los contenidos periodísticos del programa en cuestión tocan temas políticos y culturales, entrevistas y mesas de debate. En síntesis, nada que choque con la normalidad  mediática que ha vivido el país en los últimos años.

Cabe señalar que a lo largo de esas noventa y dos emisiones ningún contenido del programa, independientemente de su nivel polémico o crítico, recibió ningún tipo de censura. No obstante que la empresa huésped se reservó el derecho de transmitir el programa, a lo largo de ese periodo no ocurrió ningún incidente digno de mención.

Por eso es de llamar la atención el argumento utilizado por los ejecutivos de Televisa León para suspender el programa, originalmente en el mes de diciembre, aunque probablemente ya en forma definitiva: el inicio del nuevo gobierno federal y la decisión de Televisa nacional para no tocar temas políticos en el arranque del sexenio.

Probablemente, como suele ocurrir en los grandes corporativos privados, al igual que en los públicos, las razones esgrimidas sean sólo una justificación de una burocracia atada de manos ante las decisiones de sus altos mandos.

Sin embargo, no deja de ser un signo ominoso, que además contrasta de manera sustancial con el ánimo de pluralidad y concertación que ha tratado de establecer Enrique Peña Nieto en sus primeras medidas como presidente de México, el que sus más notorios aliados en el terreno de la comunicación practiquen el viejo expediente de la censura o, peor aún, de la autocensura.

En el caso particular de Guanajuato, este acontecimiento, que no tiene antecedentes cercanos, ocurre cuando el PRI ha obtenido una nueva oportunidad del electorado estatal, tras un cuarto de siglo de hegemonía panista, al ganar la emblemática alcaldía del municipio de León, a través de Bárbara Botello Santibáñez.

La nueva alcaldesa ha mostrado ya algunos signos de intolerancia con el trabajo crítico de los medios de comunicación, particularmente con Zona Franca que además de mantener el programa semanal de televisión también edita un diario electrónico bajo el mismo título.

Un reportero de esta empresa, Javier Bravo, fue expulsado de una rueda de prensa de la entonces alcaldesa electa (http://www.zonafranca.mx/el-mensaje-de-barbara-botello-dile-a-arnoldo-que-le-baje/) por inconformidades con la línea editorial del portal.

Cabe señalar que la presidenta municipal ha manifestado en diversos foros que cuenta con línea directa y pleno apoyo del nuevo secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, a fin de establecer en Guanajuato una cabeza de playa del priismo en el territorio de mayor raigambre panista del país.

Sería una señal altamente significativa del regreso de las viejas costumbres políticas del priismo que en la determinación de Televisa de concluir la emisión de Zona Franca sin explicaciones, haya intervenido una sugerencia proveniente del nuevo gobierno.

También puede ser que no sea así, en cuyo caso sería necesario que Televisa explicara sus razones, conducta que hasta hace poco no se le daba mucho, pero a lo que ha tenido que irse acostumbrando ante la emergencia de una comunidad que, con avances y retrocesos, se ha vuelto cada vez más autogestiva.

De no darse la explicación, como parece lo más probable, tanto quien esto escribe como los colaboradores de Zona Franca, no vemos en este episodio nada más que una vicisitud más en la larga e interminable tarea de construir espacios de expresión que se sumen y reflejen a la nueva sociedad mexicana. Aquí seguimos.

arnoldocuellar@zonafranca.mx

www.zonafranca.mx

@Arnoldo60

  1. Estimado Arnoldo: lamento lo que está sucediendo. Esperamos, no obstante, seguir avanzando en ampliar la libertad de expresión de las ideas y de una crítica fundada, como la que promueves abiertamente.

  2. Lamento esta inexplicable decisión de Televisa. Yo creo que les estabas subiendo el ranking, porque tu programa era de lo poco inteligente en ese canal, que nunca veo. Sigue haciendo tus producciones para que podamos verlas por internet !

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: