Arnoldo Cuellar

La implacable limpia de funcionarios llega al ISSEG

In Botepronto, Zona Franca on septiembre 25, 2012 at 3:57 am

La guadaña de la renovación moral impulsada por el aún gobernador electo, Miguel Márquez Márquez, llegó a  los más altos niveles del Instituto de Seguridad Social del Estado de Guanajuato, una institución que ha adquirido notoriedad por los escándalos en los que se ha visto envuelta a últimas fechas.

Los cuatro subdirectores, el nivel que sigue al director general del instituto, fueron despedidos este lunes, a 48 horas de la llegada del nuevo titular, Héctor Banda Salgado, un funcionario que trae el padrinazgo de Julio Dibella y la recomendación del Secretario de Hacienda, José Antonio Meade.

Probablemente hayan sobrado las razones para despedir a un personaje como Mario Barrientos, quien aprovechó el compadrazgo con Juan Manuel Oliva para manejarse a su aire durante la gestión de Miguel Salim y que, a su salida, se despachó con la cuchara grande.

En el instituto son proverbiales los negocios que realizó Barrientos con otro panista, Carlos Chavez, en multimillonarios contratos de adquisición de equipo de cómputo, software y asesorías. Chávez, por cierto, también aparece en la nómina de asesores del dirigente panista Gerardo Trujillo.

Aunque Barrientos realizó méritos partidistas como delegado especial en la elección de Celaya, llegando incluso a adjudicarse como triunfo personal la victoria de Ismael Pérez en la contienda por la alcaldía, lo cierto es que no hubo justificación que le ayudara para conservarse como subdirector general de Planeación. El veterano panista ni sudó ni se acongojó, a sus allegados les dijo: “me voy a otro cargo donde Márquez me necesita más”.

Sin embargo, en los pasillos de las oficinas de transición del gobernador electo se manejaba otra especie: Mario Barrientos se ha convertido en el artífice de la reunificación política de Juan Manuel Oliva con Fernando Torres Graciano, algo que no deja de verse como una amenaza para la estabilidad del próximo gobierno.

Nadie duda de los pecados de Barrientos, los políticos y los institucionales, sin embargo lo que ya no cuadra es que junto con él se hayan ido cuadros como la contadora Luz María López Navarrete, subdirectora de Administración y Finanzas y encargada interina de la dirección general a la salida de Salim. Luma, como la conocen sus cercanos, ha sido una funcionaria institucional y conocedora como pocos de la institución.

Las otras bajas fueron Julio Manuel Torres y Luis Gamba, subdirectores de Unidades de Negocio y Prestaciones, también de larga trayectoria en el ISSEG.

Ni duda cabe que el afán quirúrgico de Miguel Márquez colocará en algunos predicamentos a los funcionarios que acaba de designar, al mandarlos a territorio comanche sin guías confiables.

Por lo pronto, en la limpia parecen estar tirando al niño junto con el agua de la bañera, pero eso sí, con pingues liquidaciones y sin necesidad de rendir cuentas: si te he visto, no me acuerdo.

  1. Sr. Arnoldo,

    Sin lugar a dudas estos despidos por parte del “nuevo” gobernador, mas que nuevos aires parece caza de brujas contra algo que ya ni siquiera esta. No dudo que haya malos manejos pero de eso ha correr a toda la gente y que se vayan sin rendir cuentas, es inaudito. Por que evidentemente no solos son las cabezas si no toda la gente que esta con ellos.

    Ojalá hiciera un análisis de toda la gente “no panista” que votó por Marquez y ahora se esta quedando en la calle, he escuchado que en todas las dependencias hay despidos como si se tratara de una crisis mayúscula y no de un “cambio” de gobierno.

    Que se cuide el PAN por que en el 2018 pierden la gubernatura.

  2. es correcto, en el 2018 pierde el pan, porqué gobierno del Estado esta despidiendo sólo a panistas activos. Y no es cierto del despido de Gamba él sigue allí y Luz María Navarrete. y todo su equipo………..Priistas de corazón. El Pan no tiene lideres, solo oportunistas que se enriquecen ellos y a los compañeros panistas los pobres les dan puras patadas.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: