Arnoldo Cuellar

UG: recompone Consejo General las travesuras de Agripino

In Botepronto, Zona Franca on agosto 4, 2012 at 4:12 am

Fue necesaria la intervención del Consejo General Universitario para restituir los derechos de participación del académico y ex secretario administrativo de la Universidad de Guanajuato, Martín Pantoja Aguilar, quien en la busqueda de la rectoría del campus Guanajuato fue eliminado en la primera instancia a la que se presentó: la comisión especial encargada del proceso.

Lo notable, lo vergonzoso, es que esa instancia estuvo totalmente dominada por otro de los contendientes, el poderoso rector del mismo campus Guanajuato, Luis Felipe Guerrero Agripino, quien participa en el proceso en busca de su reelección.

Por ejemplo, la comisión especial está presidida por Eloy Juárez, secretario académico del campus y segundo de a bordo de Guerrero Agripino. Otros integrantes tienen relación laboral directa con el rector del campus, como la alumna Mariana Lara, secretaria de la comisión.

Aunque hubo integrantes de la misma que se opusieron a la precipitada eliminación, como el doctor Javier Corona, director de Ciencias Sociales y Humanidades, la mayoría acordó privar a Pantoja de sus derechos con el argumento de que “desconocía la realidad del campus”.

Cabe señalar que Pantoja Aguilar fue durante todo el rectorado de Arturo Lara López el director de Administración de la Universidad de Guanajuato, por lo cual la causa de la eliminación sonaba, por lo menos, irreal.

Lo que sí quedó en claro es que para el grupo que se aglutina en torno a Guerrero Agripino, la presencia de Pantoja parecía una seria amenaza, sobre todo por la posibilidad de que pudiese contar con el respaldo del rector general José Manuel Cabrera Sixto.

De cualquier manera y tomando en cuenta que todavía faltaban dos instancias: el Consejo de Campus y la Junta Directiva de la Universidad, pareció excesiva la atribución que se tomó una comisión cuya función se limitaba a validar el cumplimiento de los requisitos exigidos por la ley orgánica.

La subjetiva valoración de “desconocer la realidad”, pareció más que una declaración académica una sentencia siquiátrica digna de un régimen de terror totalitario.

Esa fue la situación que finalmente se enmendó este viernes, cuando el Consejo General de la UG tomó cartas en el asunto, conoció de la inconformidad de Pantoja y le restableció su derecho a participar.

Ahora, el proceso regresa al campus Guanajuato, donde el Consejo de dicha instancia deberá calificar la presentación de proyectos, para lo que deberá otorgarse un espacio a Pantoja, a fin de colocarlo en condiciones de igualdad con los otros contendientes.

La gran pregunta es si Guerrero Agripino se decidirá a maniobrar para volver a eliminar a este contrincante. Hay quienes apuestan que sí.

  1. Que barbaro Arnoldo, cuanto te pago Vidaurri para hacer este “artículo”.. ??? Pena ajena…

  2. Claro que Agripino sabe bien a quien se enfrenta, soy alumna y la verdad es que él después de tener el poder se a tornado soberbia . Quien no lo conozca que lo compre. Como olvidar que cuando era un simple maestro tenia otro comportamiento totalmente diferente y que lo que ha logrado ha sido por manipular a las personas que después de obtener el apoyo los hace a un lado y prueba basta toda la gente que en su trayecto se ha ido…

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: