Arnoldo Cuellar

Vivienda, la ausencia de política social

In Botepronto, Zona Franca on junio 13, 2012 at 4:56 am

Mientras buena parte de los actores políticos de León andan distraídos en las campañas, dándose por cierto hasta con la cubeta, en ese municipio ocurren cosas que deberían poner sobre aviso a los líderes sociales y del sector público.

La invasión de 130 viviendas por 400 personas, familias completas en algunos casos y muchos de ellos solicitantes de vivienda, es la punta del iceberg de una grave omisión en las políticas públicas locales, estatales y nacionales.

Aun se recuerda cuando desde la Sedesol de Luis Donaldo Colosio se otorgó un impulsó total a las políticas para hacer posible el acceso a viviendas aún a los sectores más desprotegidos, desde luego como parte de un plan con objetivos políticos, pero también con un innegable sentido social.

Ese impulso duró algunos años e influyó en todos los niveles. En León, ya en la primera década del siglo XXI, el ayuntamiento panista encabezado por Luis Ernesto Ayala empujó la urbanización de Villas de San Juan, donde gracias a la concertación de subsidios locales, estatales y federales, y la participación del sector privado, se pudo instrumentar la más importante acción de vivienda de muchos años en León.

Actualmente, el tema de la vivienda ha sido dejado a las fuerzas del mercado. Los escasos subsidios públicos han sido arrancados con mucho trabajo por el sector constructor y más bien como una forma de no disminuir su ritmo de trabajo que por un verdadero espíritu social.

Se dibuja en el ambiente la ausencia de una política de vivienda a todos los niveles, aunque en el caso del municipio que encabeza Ricardo Sheffield el tema está en niveles de abandono.

Ese es el caldo de cultivo ideal para sacar de su retiro a líderes como Adolfo Andrade, del MIR,  a quien no hace falta estigmatizar y menos ahora que es la sombra de lo que fue. Lo que realmente se requiere es dejar a esos y otros líderes sin mercado, mediante la generación de políticas preventivas.

Aunque, vistas las cosas, esa tarea ya le tocará a otros responsables.

A %d blogueros les gusta esto: