Arnoldo Cuellar

Debate por la gubernatura, ¿qué esperar?

In Botepronto, Zona Franca on mayo 9, 2012 at 4:58 am

Y, a todo esto, ¿qué podríamos esperar del debate entre los candidatos a la gubernatura en Guanajuato?

Probablemente muy poco.

Para empezar al día de hoy no se sabe si ese evento será transmitido en televisión abierta; en segundo lugar se desconoce el formato aunque lo más probable es que tienda a ser rígido. Finalmente, lo más importante, nada en el comportamiento de los candidatos, hasta ahora, permite suponer que se darán cuestionamientos frontales.

Juan Ignacio Torres Landa, el principal opositor del gobernante PAN, ha hecho señalamientos genéricos de la falta de transparencia y aparente corrupción en el gobierno panista, pero nada que no se supiera y que de una u otra manera no haya sido respondido en su momento. Incluso, ha delegado la tarea de polemizar a su jefe de campaña, Jorge Videgaray Verdad.

Más aún, Márquez ha seguido una táctica de deslinde de Juan Manuel Oliva, el gobernador con licencia acosado por varios escándalos, por lo que es de esperarse que esa actitud continuaría ante posibles cuestionamientos en el debate.

El resto de las críticas, como la observación de los devaneos religiosos del panista o el uso del corporativismo por ese partido,  no constituirán mayor problema.

La actitud de los candidatos de izquierda, como Arnulfo Montes, del PRD y Ernesto Prieto, del PT, se ha circunscrito a señalamientos generalizantes sobre la incompetencia panista para atacar los problemas de pobreza, rezago educativo o la falta de empleos, ninguno de los cuales le provocará dolores de cabeza a Miguel Márquez.

De Enrique Eguiarte, el fantasmal candidato del evanescente Movimiento Ciudadano, puede esperarse incluso que se sume al panista y critique a sus críticos.

Ante este panorama y las dificultades técnicas para llegar a públicos masivos, lo más probable es que el debate en Guanajuato pase desapercibido para el electorado y no impacte significativamente las tendencias de voto.

Desde luego, nada me gustaría más que ser desmentido por la realidad y que la democracia guanajuatense muestre que está lista para mejores estadios.

A %d blogueros les gusta esto: