Arnoldo Cuellar

Urge rechazo unánime a la violencia

In Botepronto, Zona Franca on mayo 8, 2012 at 4:30 am

El secuestro de Luis Enrique Torres León, dirigente municipal del Partido Verde en Cortazar y quien fuera hace unos años alcalde por el PAN, es el primer asalto de la delincuencia en contra de un miembro de la clase política dentro del actual proceso electoral.

Ocurre, además, en esa franja aledaña a la zona sur del estado, donde ya se habían encendido focos rojos desde el año pasado, cuando se detectó la infiltración del crimen organizado en corporaciones policiales de Jerecuaro, Acámbaro, Moroleón y Celaya.

El tema fue abordado ayer por los partidos políticos, señaladamente el propio PVEM, pero también por el PAN y el PRD a través de sus candidatos a la gubernatura, Miguel Márquez y Arnulfo Montes. En todos los casos, el tono fue de solidaridad y de preocupación.

De perfil más bajo fue la reacción de las autoridades estatales, quienes hace no mucho plantearon que la elección de Guanajuato se encontraba blindada contra la actuación de la delincuencia organizada. Un subprocurador de la dependencia, Armando Amaro Vallejo, de la región C con sede en Celaya, salió a informar que ya se desarrolla un operativo de búsqueda y rescate.

El tema es delicado, pues ocurre a pocos días de que diversos sectores de la sociedad, sobre todo del sector privado, hicieran pronunciamientos que valoran positivamente el trabajo de la actual administración en materia de seguridad y prevención, al tiempo que se pide la continuidad del Procurador de Justicia, Carlos Zamarripa Aguirre.

Por el bien de todos, por la salud del proceso de renovación de poderes que se encuentra en marcha, se hace necesario que el caso se esclarezca de la mejor manera y a la brevedad.

En tanto las autoridades hacen su tarea, no estaría de más que los representantes de las distintas fuerzas políticas manden mensajes de condena ante un hecho contra el que no debe de haber ambiguedades.

Igual de sano sería que el gobernador del Estado, Héctor López Santillana, se hiciera presente para ubicar la situación en el contexto que se requiera y coordinar una respuesta unánime de repudio, a la que deberíamos sumarnos todos.

Por lo pronto, lo deseable es que el político cortazarense reaparezca pronto y a salvo. Hacemos votos por ello.

  1. buenas tardes el presente es con el fin de hacer de su conocimiento que el personal que labora en la policia ministeral es compuesto por sicopatas que golpean a sus hijos y esposas, prepotentes como el que hace unos meses golpeo a una mujer oficial de transito en celaya, ese hombre debio haber sido despedido por femenicidio, pero claro que reine la prepotencia a los dos dias se olvido todo, tengo como vecio a un policia ministerial y frecuentemente hay discusiones en su casa y amenazas a su esposa con el arma que segun deberia usar para su trabajo, se escucha hasta una cuadra la suprica de la mujer diciendo (por favor baja esa arma ten compasion) despues que la abufeteados ella intenta llamar a la policia y el como un buen macho prepotentedice (que vengan los cabrones aqui los resivo con balas) para los vecinos esto es indignate no podemos intervenir para salvar a la mujer de los golpes ni podemos llamar a la policia teniendo a que el tipo esquisofrenico baya a disparar en represaria.
    Yo como ciudadana que paga impuestos me encantaria que no heche en saco rojo esto ponga cartas en el asunto creame que es indignante sentir tanta impotencia es indignante para nuestros hijos que escuchen las sarta de pelades con las que se refiere ala esposa a gritos.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: