Arnoldo Cuellar

Gestión Pública: en casa del herrero, azadón de palo

In Botepronto, Zona Franca on abril 28, 2012 at 10:15 am

Esta semana, un accidente que pudo haber sido fatal conmocionó al complejo Pozuelos donde se ubican las oficinas de tres dependencias estatales: la Secretaría de Obra Pública, la Secretaría de la Gestión Pública y la Secretaría de Educación.

Un trabajador que realizaba labores de mantenimiento y reparación del edificio de la SGP resbaló al vacío desde el andamio donde trabajaba. Sólo la afortunada circunstancia de que cayera sobre un domo de acrílico evitó que perdiera la vida, aunque sufrió heridas de consideración.

El hecho llamó la atención de varios contratistas y representantes de empresa que realizaban gestiones tanto en la SOP como en la propia dependencia encargada de supervisar la aplicación de normas en todo el sector público y por parte de quienes trabajaban para él, por lo que tenía de paradójico.

Resulta que el obrero accidentado trabajaba sin las menores medidas de seguridad, al igual que el resto de sus compañeros: no utilizaba cable de vida, ni arnes. Incluso ni siquiera botas, chalecos o cascos eran empleados por el resto de la cuadrilla que realizaba las labores de mantenimiento, pertenencientes a una empresa contratada por la GP.

“Nosotros no podríamos hacer eso sin que de inmediato la Gestión Pública nos aplicara una sancion”, aseguraron algunos de los testigos del suceso.

Así que sí don Gilberto Enríquez Sánchez, el probo y acucioso titular de la dependencia deberá aplicarse para saber quién de sus subordinados es responsable de tamaño desacato que, sin duda alguna, afecta su firme principio de predicar siempre con el ejemplo.

A %d blogueros les gusta esto: