Arnoldo Cuellar

El liberalismo de Enrique Peña Nieto

In Botepronto, Zona Franca on marzo 13, 2012 at 3:10 am

¿Porqué Dolores Hidalgo? La protesta de Enrique Peña Nieto como candidato del PRI a la presidencia de la República adoptó un tinte insurgente: desde la Cuna de la Independencia Nacional se llamó a acabar “con el mal gobierno”. ¿Así, o más liberal, el mensaje del priista?

No es para menos, aunque no pueden denunciarlo, por  no ofender a la gran mayoría católica del país, los tricolores saben que la vista del Papa Benedicto XVI a tierras guanajuatenses dentro de diez días tiene una innegable connotación política y, por el momento, innegablemente electoral.

El problema de los priistas es que su partido se ha desdibujado tanto ideologicamente, que no tendrían ningún empacho en ser ellos los beneficiarios del entusiasmo por los periplos papales por tierras del Bajío. Pregúntese si no a Beatriz Paredes, la feminista liberal que dio su anuencia al cambio constitucional en varios estados gobernados por su partido para adoptar “el respeto a la vida desde la concepción”, un proyecto eminentemente panista.

Sin embargo, la capitalización del presumible fervor desbordado de la inminente visita pastoral del Pontífice Romano no será repartida y los rendimientos quedarán todos del lado del partido católico por antonomasia, el PAN.

De allí, la idea de algunos ideólogos del priismo más rancio para trasladar a Dolores Hidalgo la protesta del candidato priista y dotarle de una lectura histórica, de paso, se sigue en la tarea de dotar de contenidos a un político al que  le sigue haciendo falta profundidad.

la presencia en el altar del discurso independiente e ilustrado, pareciera buscar también una vacuna ante el tsunami conservador que se avecina, por más que se quiera mantener a la visita pastoral fuera de la política.

Peña Nieto vino a Dolores Hidalgo a hablarle al país, teniendo como escenografía al Consejo Político de su partido. Los priistas guanajuatenses, tan modositos, tan complacidos, no pasaron de ser piezas de utilería. Bueno, algo es algo.

A %d blogueros les gusta esto: