Arnoldo Cuellar

PRI: es lo que parece

In Botepronto, Zona Franca on febrero 24, 2012 at 2:43 am

Todos hacen fintas, nadie trae nada seguro. Cada uno piensa en sí mismo, ninguno está considerando la suerte de su partido.

Son los priistas guanajuatenses veinte años después de lo que ellos consideran un despojo, pero que la historia les ha venido a mostrar que merecieron con creces.

Y sobran los ejemplos: se anuncian candidaturas bajo el patrocinio de mecenazgos económicos, no de ideas; se busca el visto bueno de los nuevos poderes, que aún están por verse, en la escena nacional, pero se desdeña a la militancia de a pie.

Se rechazan candidaturas que representan riesgos, como la segunda fórmula senatorial; se buscan afanosamente las alianzas, que en realidad son vulgares contratos de compraventa de votos.

Se amagan rebeliones que serán sofocadas la víspera, se pierde miserablemente el tiempo y se olvida que existe un público expectante que será, a fnal de cuentas, el que podría darle cuerpo al proyecto, si en verdad hubiera uno, aún incipiente.

Es el PRI, ensimismado, absorto en una agenda demasiado pequeña, apenas la de las ambiciones personales de algunos personajes que están lejos de representar liderazgos, ni por equivocación.

Sin duda, merecen ampliamente lo que está por pasarles.

Guanajuato, en cambio, no ha pecado tanto como para soportar esa y otras penitencias.

A %d blogueros les gusta esto: