Arnoldo Cuellar

Josefina y Miguel: el poder cambia de manos

In Botepronto, Zona Franca on febrero 10, 2012 at 2:56 am

Finalmente, contra los anuncios realizados por voceros de la propia Josefina Vázquez Mota, el doctor José Ángel Córdova Villalobos no se presentó en el evento encabezado por la precandidata presidencial ganadora de la contienda interna panista.

A estas alturas queda claro que el facultativo leonés no sólo está enojado con su partido, sino que también se encuentra personalmente abatido y no considera ni siquiera el rescate de la abanderada nacional de su partido como una opción.

En ese estado de ánimo, parece difícil que Córdova escuche cantos de sirenas partidistas para contender contra el PAN. Más bien, debe estar harto, cuando no asqueado, de la política.

Y a ello deben contribuir arengas como la del gobernador Juan Manuel Oliva, quien quiso disfrazar el oportunismo de entereza y acudió a sumarse a Vázquez Mota con un entusiasmo digno de mejor causa. Censuró a Córdova no tan veladamente al echar mano de la filosofía josealfrediana: “aquí se apuesta la vida y se respeta al que gana”, dijo en su intento de subirse al carro de la triunfadora desde su derrotado corderismo.

Quizá por eso, quizá por ofrecer un millón doscientos mil votos que, después de su fallida precampaña a favor del ex secretario de Hacienda, ni él mismo puede creer, Oliva ya no asistió al hangar del aeropuerto del Bajío donde se reunieron, por espacio de veinte minutos, Josefina y Miguel Márquez Márquez.

Como todo lo que inevitablemente debe ocurrir, la candidata presidencial sabe bien quién es quién en Guanajuato, quién ya sólo hace discursos y quién puede garantizar, en efecto, que las cosas pasen.

  1. El cinismo de oliva fue su carta de presentacion y seguramente recibio con amargura y temor fundado el senalamiento de jvm de castigar a los corruptos y despifarradores como el. Por lo menos la actitud de cordoba fue congruente al ver el peso de una eleccion de estado.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: