arnoldocuellar

2012, nada está escrito

In Análisis Político on diciembre 29, 2011 at 8:31 am

La velocidad de los tiempos que vivimos y la facilidad de la comunicación ya no permite que se de nada por hecho y menos con demasiada anticipación En estos tiempos, como nunca antes, vale más ser historiador que profeta: mejor esperar a los acontecimientos, antes que hacerse el listo y tratar de anticiparlos.

Hace unas semanas era legión, sobre todo entre los priistas, quienes daban por hecho que la recuperación de la presidencia de la República era sólo cosa de tiempo, que las encuestas ya habían decidido, que Televisa estaba de su lado y que Enrique Peña Nieto era una especie de niño prodigio, tipo Messi o Maradona, destinado a triunfar ineludiblemente.

No sólo eso. Los priistas de todos los niveles buscaban el acercamiento «con Peña», como lo van a hacer las huestes de católicos con su máximo pontífice la próxima primavera, si finalmente se decide positivamente la visita de Benedicto XVI a Guanajuato.

Proyectos personales, candidaturas, posiciones de poder y de negociación, todo se decidía en base a un saludo casual, la invitación a un informe o hasta una foto.

Después de sus primeros tropiezos, totalmente autoinfligidos, la vulnerabilidad que ha exhibido el precandidato tricolor, y que ya se reflejó en su primer descenso en las encuestas en casi dos años, hace ver que más que los priistas necesiten de Peña Nieto, éste necesita de toda la energía de sus correligionarios para no sólo mantener su ventaja, sino incluso para permanecer competitivo.

La lucha por la presidencia no será el paseo triunfal que imaginaban muchos que ven en la política una simple ventana de oportunidades para recibir dividendos personales.

Pero más allá de la tradicional mezquindad de los políticos, quizá lo mejor del nuevo panorama ha sido la emergencia de esa siempre inasible figura que es la sociedad civil de este país, ahora a través de nuevas herramientas, como los foros virtuales y las redes sociales.

Los candidatos postulados por los partidos tendrán que hacer un verdadero esfuerzo para convencer y recibir el voto, sabiendo que sus posiciones y acciones, incluyendo sus deslices, estarán bajo debate minuto a minuto.

Pero, incluso si ganan con las poderosas inercias de manipulación que subsisten en la política a la mexicana, tendrán que redoblar ese esfuerzo para gobernar.

Que sea un sector de la sociedad, a través de mecanismos como las redes sociales que han venido a rebasar poderosamente la creación de opinión pública por los medios convencionales, la que este poniendo cada vez más alta la vara que debn saltar los políticos mexicanos, es sin duda una buena aportación de este año que se va.

En ese ánimo, estemos abiertos a lo que depara el futuro, con la seguridad de que nada está escrito.

  1. Pienso que la alternancia es, por eso, la mejor forma de vivir una Buena Democracia,
    por eso ya estuvo de Pan .

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: