Arnoldo Cuellar

¿Quién manda de verdad en el ISSEG?

In Análisis Político on diciembre 23, 2011 at 3:26 am

No obstante que Miguel Salím ya dejó el ISSEG para lanzarse de lleno a buscar la candidatura del PAN para la alcaldía de León, las tensiones que se vivían al interior del instituto por las múltiples cachuchas del ex director, parecen persistir y detonar a la menor provocación.

Asi pasó con las intencionadas declaraciones del Secretario del Ayuntamiento leonés, José Luis Manrique, quien estableció que la ausencia de trámites ante el municipio impedía el inmediato arranque de las obras en el Conjunto Estrella, donde se edificará la que ya todo mundo conoce como la Torre Salim.

La interrogante de este medio de comunicación, muy natural por lo demás, hecha a la vocería del ISSEG, sobre la postura respecto a las declaraciones del funcionario municipal, motivaron una airada reacción del director de mercadotecnia de la institución, Román Rocha Ríos, quien sometió a la reportera Gisela Chavolla a un impertinente interrogatorio.

No obstante que minutos antes la responsable de comunicación del ISSEG, María Eugenia Arriaga, había accedido amablemente a informar sobre el estado de los trámites necesarios para iniciar la construcción de la obra más ambiciosa en la historia del fondo de pensiones del estado, Rocha, un funcionario ligado a Miguel Salim, consideró que debia intervenir para frenar una petición de información por demás sencilla.

Rocha Ríos quería saber “cuál era el interés de Zona Franca sobre los trámites del conjunto Estrella”, como si la información de una obra realizada con dinero del fondo de pensiones más importante de Guanajuato fuera un asunto privado.

Quizá el tema más delicado no es la necedad de un funcionario que considera patrimonio privado lo que por naturaleza es público, lo más grave es que la actitud de Rocha pone en evidencia algo que sospechábamos todos: que la contadora Luz María López Navarrete no es más que una figura de paja y que en realidad quien sigue al mando del ISSEG a trasmano, a través de la estructura que montó en estos años, es el precandidato Miguel Salim, algo verdaderamente delicado en términos de equidad electoral, pero también de funcionamiento institucional.

Por lo menos así aparece en la página Web de la descentralizada, donde, como a Román Rocha, también se les ha olvidado actualizar los cambios ordenados por Juan Manuel Oliva.

A %d blogueros les gusta esto: