arnoldocuellar

Oliva en la edad de la razón

In Análisis Político on agosto 5, 2011 at 4:39 am

Poco parece haberles durado el gusto a los detractores del grupo panista – olivista, tras la aparente división del mismo en dos bloques luego de la elección de Gerardo Trujillo.

Este sábado operará la reconciliación en el evento al que ha convocado el alcalde irapuatense, Jorge Estrada Palero, para  agasajar a las redes panistas del estado.

Juan Manuel Oliva y Miguel Márquez ocuparán los espacios centrales del festejo, al cual llegarán después de haber operado un pacto que tendrá como testigos a los funcionarios del gabinete estatal.

La decisión es apenas oportuna, pues a la vuelta de la esquina se aprecian ya los esfuerzos del equipo de Los Pinos por tratar de convencer a Juan Manuel Oliva de que le otorgue su apoyo a José Ángel Córdova, el candidato del panismo del centro del país.

Oliva parece haber abandonado los devaneos que le asaltaron las últimas semanas, a raíz de la frustrada intentona de posicionar a la diputada federal Alejandra Reynoso como alternativa a Gerardo Trujillo, quien finalmente asumió la dirigencia estatal del PAN.

Los coqueteos con el grupo de la Loma, las reuniones con Luis Alberto Villarreal, quien incluso abandonó a su suerte al abogado Roberto Saucedo Pimentel en sus demandas contra el DIF; las comidas con Mayra Enríquez, parece que llegaron demasiado lejos y es hora de poner el freno.

Oliva, todo parece indicarlo, nunca contempló en serio la posibilidad de “bajar a Márquez”, como querían sus adversarios históricos que oportunistamente estaban dispuestos a aliarse con el mandatario y, creían ellos, usarlo para sus fines.

El encono de Oliva contra Fernando Torres Graciano, por más que subió de tono, no era como para cometer un suicidio político. Finalmente,  la operación del propio Miguel Márquez, que siempre trató de mantener contacto con todas los protagonistas de este inopinado pleito de familia, parece estar logrando resultados.

En mucho ha contribuido al suspicacia de que la presencia del presidente Felipe Calderón en el estado la próxima semana, podría tener como motivo el intento de persuasión sobre Oliva para que terminara de dar el paso que muchos anticipaban y otorgara su apoyo, con todo y sus redes, al secretario de Salud.

Las reuniones que comenzaron desde ayer y se prolongarán todo el fin de semana, de los cuartos de guerra olivista y marquista, así como diversos eventos políticos puestos en marcha y algunos más de corte social, serán utilizados para establecer el respaldo definitivo del otrora monolítico grupo panista – yunquista a Márquez Márquez y mandar la señal de que no hay posibilidad de división.

Una cosa es jugar al enojado y otra muy distinta, abrir la posibilidad de que se vaya por la borda el trabajo político y el aparato de control construido  a lo largo de más de una década. Hay tiempo de tirar cohetes y también lo hay para recoger las varas.

Botepronto

Hoy se inaugura la impresionante infraestructura del Centro de Distribución del ISSEG, en el Puerto interior de Guanajuato.

Se trata de un almacén robotizado de última generación en el cual se invirtieron alrededor de 200 millones de pesos y que busca manejar con eficiencia el surtido de medicamentos de patente y genéricos a las 200 farmacias que ya tiene el organismo encargado del fondo de pensiones de los trabajadores del sector público del estado y las 50 que está en proceso de franquiciar.

Miguel Ángel Salim Alle, actual director del ISSEG, apuesta a que este logro sea el signo de su gestión. Algo parecido a lo que hizo como presidente del PAN de León, cargo que dejó hace poco más de un mes, en el cual construyó la sede del comité municipal más grande y lujoso del país.

No se sabe si el Cedis, como se le conoce, fue decidido tras un exhaustivo estudio, necesario sobre todo en una institución cuya función es invertir en beneficio de las pensiones de los trabajadores con la rentabilidad más alta y sin caer en factores de riesgo.

Una empresa privada probablemente habría pensado dos veces antes de invertir en tecnología de punta si las razones financieras no sostienen la inversión. Sin embargo, en los organismos públicos, donde se maneja dinero ajeno, es relativamente fácil tomar decisiones que sólo reditúan en la imagen de los funcionarios y no en las prioridades de la función.

Si la infraestructura que hoy echa a andar el gobernador Juan Manuel Oliva se constituye en una ventaja logística y en un factor de rentabilidad para el ISSEG, o si queda como un lujoso elefante blanco que deberá ser financiado a costa del rendimiento de los fondos de pensiones, se sabrá pronto.

Justo cuando llegue el próximo director del ISSEG, una vez que Miguel Salim se separe del cargo que le significo un redituable cuartel de invierno, para perseguir su sueño de ser candidato a la alcaldía de León. Y eso está a la vuelta de la esquina.

arnoldocuellar@zonafranca.mx

www.zonafranca.mx

A %d blogueros les gusta esto: