Arnoldo Cuellar

Toyota: especulación e intriga

In Botepronto, sinembargo.mx, Zona Franca on mayo 19, 2016 at 3:52 am

Un comentario en la columna Templo Mayor de Reforma, del pasado 9 de mayo, devela los roces entre Federación y estado en el proceso de adquisición de tierras para la instalación de Toyota, en Apaseo el Grande.

En dos importantes oficinas públicas, una en la ciudad de México y otra en Guanajuato, resonó como campanazo una publicación del periódico Reforma, el pasado lunes 9 de mayo, en la leída columna de la casa Templo Mayor.

Uno de los sitios cimbrados fue el despacho de la Secretaria de Desarrollo Territorial y Urbano, Rosario Robles Berlanga. La réplica se sintió en el Palacio de Gobierno de Guanajuato. Nada más.

Para poder continuar la historia es necesario citar textualmente el fragmento de la columna que preocupó a más de algún funcionario de alto nivel en ambas instancias. Así decía el segmento en el espacio que firma F. Bartolomé.

 

LLEGÓ EL DÍA… ya pasó una semana y Rosario Robles no ha podido cumplir lo que prometió.

 LA SECRETARIA de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano dijo en público, el pasado 13 de abril, que harían todo lo posible para que el 30 finalmente fueran entregados los terrenos en los que se instalará la planta de Toyota en Apaseo el Grande.

 SE TRATA de una de las más importantes inversiones que se tienen previstas en Guanajuato, la cual generaría hasta 3 mil empleos directos.

 SIN EMBARGO, en un caso similar al de KIA en Nuevo León, el gobernador Miguel Márquez -apoyado por el gobierno federal- prometió el oro y el moro y nomás no ha cumplido.

 UNO DE los principales problemas es que los terrenos, de manera sorpresiva (por no decir fraudulenta), se han encarecido de un día para otro. De hecho, hay versiones de que se están pagando hasta en más del doble de su precio.

 LO RARO es que, para variar, allá en Guanajuato existen algunas denuncias en el sentido de que esos terrenos, casualmente, fueron comprados por una misteriosa empresa poco antes de que el gobierno panista comenzara a adquirirlos.

 TODO indica que alguien se está haciendo millonario, llevándose entre las piernas al erario guanajuatense, a la empresa Toyota y la credibilidad de Rosario Robles.

 Fuente: Periódico Reforma, columna Templo Mayor, sección Editorial, lunes 9 de mayo de 2016

 

En México se creyó que el recado lo mandaba el gobernador Miguel Márquez, con quien por cierto la secretaria Robles se había entrevistado unos semanas antes en una gira por Celaya.

En Guanajuato se le achacó la filtración a esferas cercanas a la Secretaría de Gobernación, pues hay la sensación de que Miguel Ángel Osorio Chong es de los pocos miembros del gabinete peñista que no trata bien a Miguel Márquez.

Sin embargo, el paso de los días ha comenzado a develar una trama muy distinta.

Ni desde el entorno de Márquez ni tampoco desde el gobierno federal parece haber surgido la información que se vería finalmente reflejada en el diario capitalino.

La presión para que Rosario Robles apresure el decreto expropiatorio que debe firmar Enrique Peña Nieto, habría surgido de los sótanos de la Secretaría de Desarrollo Económico que dirige Guillermo Romero Pacheco, no con el conocimiento del secretario que de pocas cosas se entera, sino del escritorio del subsecretario de Atracción de Inversiones, Franco Herrera Sánchez.

Dos hechos habrían incrementado a niveles exponenciales el nerviosismo de Herrera y de un asesor informal que ha aparecido una y otra vez en historia inmobiliarias vinculadas al gobierno marquista: Daniel Esquenazi Beraha.

Primero, las publicaciones aparecidas en distintos medios locales y nacionales sobre el sobreprecio pagado por las parcelas ejidales del polígono destinado a Toyota: Segundo, la revelación del nombre de la empresa que habría intermediado las adquisiciones, aparecida en decretos expropiatorios en el Periódico Oficial del estado, JAOS & SGB S. A. P. I. de C. V.

El camino de la filtración aparece como natural: Esquenazi a través de la empresa Lossram, que invierte en un ambicioso desarrollo turístico en San Luis de la Paz, ha sido cliente del despacho Zimat Consultores, firma que se presenta como “líder de consultoría en comunicación en México” y que tiene magníficas relaciones con los medios más influyentes de México y los ejecutivos que manejan sus corporativos.

No es inusual que las columnas de versiones sobre el acontecer político se nutran de fuentes ligadas a las mismas esferas sobre las que bordan sus historias.

Sin embargo, este intento de presionar a la secretaria Robles con los tiempos de la expropiación de la superficie restante para completar el polígono, tuvo una consecuencia inesperada para sus promotores al colocar en la mira a Miguel Márquez, lo que probablemente no se esperaba tomando en cuenta que es el jefe de Franco Herrera y amigo de Daniel Esquenazi.

El efecto parece haber sido contraproducente, pues ahora las expropiaciones ya realizadas y las que aún faltan, están siendo revisadas con lupa, justo cuando en el país se debate un nuevo sistema de leyes anticorrupción.

En materia de intrigas y negocios, como se ha visto con profusión, parece que ya nadie sabe para quién trabaja.

A %d blogueros les gusta esto: