Arnoldo Cuellar

La crisis del ISSEG se agudiza

In Botepronto, Zona Franca on febrero 6, 2013 at 3:45 am

Parece que en el ISSEG los remedios están siendo peores que la enfermedad.

Mucho se habla de los desaguisados ocurridos en ese organismo responsable de las pensiones de la burocracia estatal y de varios municipios de la entidad durante el sexenio de Juan Manuel Oliva. Sin embargo, las cosas no habían llegado a mayores.

Ahora, en cambio, los ajustes que está llevando a cabo la administración del ex analista del banco de México Héctor Salgado Banda, ya empiezan a provocar algunas crisis.

No obstante que el nuevo funcionario, quien llegó con una fama técnica impecable, declaró que había recibido una institución fuerte y con finanzas sanas, rápidamente comenzó a instrumentar un programa de ajustes que se centra en bajar gastos vía nómina o vía restricción de funciones.

Así, desparecieron primero las franquicias ISSEG y empezaron también a cerrar farmacias que se consideraban no rentables. Ocurrió, por ejemplo, en el municipio de Xichú, donde el  ISSEG era muy apreciado por los habitantes de ese alejado municipio serrano.

Las frías decisiones tecnocráticas, sin embargo, no fueron muy lejos. La realidad les salió al paso.

El domingo de la semana pasada, aprovechando la reunión de estructuras convocada por el jefe estatal, Gerardo Trujillo, un indignado grupo de panistas xichulenses le reclamo al goberrnador Miguel Márquez la decisión de cerrar la farmacia de esa cabecera, afectando el abasto de medicamentos y otros servicios como las remesas desde los Estados Unidos.

La protesta produjo efectos. A los pocos días Salgado Banda conoció de veras enojado al normalmente afable Miguel Márquez, quien le recordó de una manera que difícilmente podrá olvidar que el ISSEG no sólo es una institución financiera manejada por frías decisiones, sino también una institución con una misión social.

Y aunque es justo recordar que la culpa no es sólo del eficiente ex funcionario bancario, sino de quien lo hizo titular del sui generis fondo de pensiones que es el ISSEG, lo cierto es que difícilmente podrán verse más cierres de farmacias en el futuro. Menos mal.

Pero hay otra moraleja no menos importante: abundan las áreas del gobierno donde también haría falta que Miguel Márquez muestre la faceta que ya conoció Salgado Banda. Se ve que funciona.

arnoldocuellar@zonafranca.mx

@arnoldocuellaro

A %d blogueros les gusta esto: