Arnoldo Cuellar

Fox, tan irremediable

In Sin categoría on octubre 11, 2012 at 4:05 am

Uno a veces se pregunta si las lapidarias sentencias foxistas son producto de una retorcida malicia, de una ironía que no alcanzamos a entender o, simplemente, de la más supina ignorancia. Yo me quedó con la tercera de las hipótesis.

Todavía envuelto en la vorágine de su abandono del barco panista en la pasada elección, para subir a trompicones a la locomotra priista, el ex presidente de la transición, sobre quien pesa un proceso de expulsión de su partido, abona más a la polémica al hacerle un reconocimiento a Enrique Peña Nieto “por ir adelante en la reforma laboral”, cuando aún el priista ni siquiera toma posesión.

¿Es la mezquindad o la ignorancia lo que no deja vera a Fox que la debatida reforma de la ley federal del trabajo ha sido impulsada por Felipe Calderón más que por Enrique Peña Nieto?

Si bien el gran beneficiario de la modificación del marco normativo de la actividad productiva es el próximo presidente priista, mayor mérito merece en la lógica de quienes defienden los cambios la iniciativa de Calderón que está aprovechando los últimos momentos de su gobierno para hacer avanzar una agenda que muy probablemente esté acordada con Peña, pero que a quien afecta es al panista.

Lo peor de todo es que la posición del expresidente al único que termina por afectar es a él mismo. Tal y como están las cosas, probablemente al día de hoy Peña Nieto quedará más reconocido con Felipe Calderón, que no sólo está actuando con civilidad repúblicana, sino que está asumiendo una  solidaridad profundamente provechosa para su sucesor, que con el locuaz Fox, que ya cumplió su papel al sabotear la campaña de Josefina Vázquez Mota.

De cualquier manera, el papel de Vicente Fox está asegurado en la historia. Ya no será el presidente que logró derrotar al PRI, algo que se vuelve meramente anecdótico tras el fracaso de los gobiernos panistas y el regreso del tricolor al poder. En cambio, seguirá siendo el político de la lengua suelta y la escasa reflexión, algo que además se esfuerza en consolidar día tras día.

A %d blogueros les gusta esto: