Arnoldo Cuellar

El señor de los casinos busca madrugar

In Botepronto, Zona Franca on julio 12, 2012 at 3:47 am

Los sorprendidos diputados electos del PAN, los pocos que libraron la debacle del pasado primero de julio, comenzaron a recibir llamadas desde esta semana del todavía senador guanajuatense Luis Alberto Villarreal, quien ni sudó ni se acongojó para llegar a San Lázaro en el caballo de hacienda de la primera posición en la lista plurinominal de la segunda circunscripción.

El angelito empezó a solicitar el apoyo para ocupar la coordinación de la bancada panista en la próxima Cámara de Diputados, usando como argumento el nombre de Gustavo Madero, el tambaleante dirigente de Acción Nacional.

Las llamadas escandalizaron, cuando todavía no concluye el proceso y en numerosos distritos del país empieza la batalla de la defensa del voto, a fin de defender los escuálidos triunfos y tratar de arañar otras victorias allí donde abundaron las irregularidades.

El oportunismo de Villarreal cayó como bomba entre los panistas que sufrieron la gota gorda para enfrentar la ola priista y su cargamento de dinero.

Pero, además, muchos empezaron a recordar las vinculaciones del senador Villarreal con el escabroso tema de los casinos, particularmente el Grand Casino de León, donde su hermano Ricardo, que también será diputado federal por cierto, entró y salió de la sociedad, aunque permanece como el aval financiero del polémico negocio.

La pregunta es ¿quiere Luis Alberto Villarreal ser el coordinador de la bancada panista para defender al PAN, para defender a Madero o para defenderse a sí mismo?

Porque resulta a todas luces evidente que la maniobra persigue ocupar una posición vital para las negociaciones con el PRI, antes de que los panistas defenestren a su presidente, corresponsable de la derrota del primero de julio.

Pero también, sería un magnífico escaparate para que el siempre pragmático sanmiguelense negocie sus  pecados del pasado reciente con el nuevo secretario de gobernación del PRI y, si se puede, ampliar sus negocios en el giro de los juegos de azar.

¿Quién dice que todos los panistas están sumidos en la depresión por la catástrofe electoral que les aconteció? Hay algunos que ya están viendo cómo le sacan raja.

A %d blogueros les gusta esto: