Arnoldo Cuellar

Periodistas ante el asomo de una mínima conciencia gremial

In Botepronto, Zona Franca on mayo 13, 2012 at 11:06 pm

Nos reunimos este sábado en la plaza de la Paz de Guanajuato ochenta comunicadores de todo el estado: reporteros, fotógrafos, articulistas, hombres y mujeres del micrófono, cronistas urbanos, un poeta, académicos, incluso jóvenes artistas.

El motivo: protestar por la creciente violencia contra periodistas en muchas latitudes del país. Guanajuato (toquemos madera), por fortuna permanece aún ajeno a esa condenable situación.

Lo relevante del evento, convocado principalmente por la corresponsal de Proceso en Guanajuato, la periodista Verónica Espinoza, fue la posibilidad de encontrar una causa común en un gremio que es muy dado al aislamiento, a la vanidad, al prejuicio y la sospecha.

Si no nos uniera como periodistas un ejercicio de autodefensa de nuestro derecho a trabajar en condiciones de seguridad, así como una exigencia a la sociedad y al gobierno de garantizar ese derecho, que además es de todos y no sólo de los comunicadores, estaríamos perdidos y también lo estaría la comunidad a la que pertenecemos.

Discursos con sentido de urgencia, lágrimas legítimas, versos cargados de indignación, resonaron en la plaza de la Paz para esos ochenta asistentes, pocos más o menos; pero también para los sorprendidos ciudadanos que pasaban por allí y escuchaban respetuosos.

Déjenme decirles: para estos tiempos y estos lugares, ochenta son bastantes y, para empezar, son el mejor de los augurios. Gracias Regina, tu muerte no deberá ser en vano. Gracias Verónica.

A %d blogueros les gusta esto: