Arnoldo Cuellar

Los tres mosqueteros de Juan Ignacio Torres Landa

In Botepronto on enero 19, 2012 at 1:52 am

Son tres empresarios respetadísimos en la sociedad de León. Por lo menos dos de ellos han tenido tratos cercanos con el Partido Acción Nacional, que gobierna en la entidad y en León hace más de dos décadas. Hoy, se aprestan a lanzarse a una cruzada por la recuperación de Guanajuato para el PRI, bajo el liderazgo de Juan Ignacio Torres Landa.

Se trata de Salvador Oñate Ascensio, Arnulfo Padilla Padilla y Jorge Videgaray Verdad.

Esta semana, por ejemplo, Videgaray Verdad le ha robado tiempo a su ocupada agenda en la presidencia del Consejo de Sapal para darse a la tarea de convencer al presidente del Consejo Coordinador Empresarial, José Abugaber Andonie de que acepte la propuesta torreslandista de ser “el candidato de la sociedad” abanderado por el PRI, una oferta que Juan Ignacio ha hecho en el comité nacional pero que aún no tiene nombres amarrados.

Videgaray mata así dos pájaros de un tiro: se libra de ser el candidato a alcalde, algo que le tiene prometido al edil panista Ricardo Sheffield quien lo apoyó para mantenerse al frente de Sapal y se mantiene vivo para buscar otro tipo de cargo, quizá legislativo.

La cooptación de Oñate Ascensio, destacado integrante del Consejo Consultivo del Iplaneg, organismo integrado por Juan Manuel Oliva; y del Comité de Obra Pública del municipio de León, a invitación de Ricardo Sheffield,  le otorga a Juan Ignacio una gran credibilidad para fondear su campaña, no sólo con aportaciones directas, sino dándole confianza a otros empresarios.

El actual protagonismo priista del banquero leonés es un rescoldo del enfrentamiento que mantiene con Felipe Pablo Martínez Treviño, por un fuerte pasivo de la empresa Emyco, adquirido en los remates del Fobaproa. Martínez Treviño nunca ha ocultado su preferencia por Francisco Arroyo Vieyra.

Arnulfo Padilla nunca ha gozado en los años de reinado del panismo de las consideraciones que tenía durante el régimen priista. Actualmente, el político de la familia, José de Jesús, se apresta a registrarse como candidato al Senado, donde competirá con el líder estatal de la CTM, Hugo Varela; y con el dirigente nacional cenecista Gerardo Sánchez.

Así, con un estado mayor que en sus últimas aventuras políticas ha jugado con el enemigo,  Juan Ignacio Torres Landa se apresta a intentar por segunda ocasión la hazaña de desbancar al PAN de su larga hegemonía en Guanajuato. ¡Suerte matador!

  1. Arnoldo: excelente artículo, sin embargo me cuesta mucho trabajo pensar que Pepe Abugaber acepte encabezar al PRI en León, sería una traición imperdonable, debido al gran apoyo recibido por Oliva cuando estuvo al frente de le CICEG y del apoyo para sus proyectos sociales con los Legionarios, además de que siempre lo animó a ser diputado federal, aunque no estaba en los planes de Pepe. Pero si Pepe no tuviera lelatad a Oliva, se le podría perdonar. Lo que me cuesta más trabajo asimilar, sería que traicionara a su cuñado Salim, no tanto por él, sino por lo que significaría para su hermana Gemile, a quien le tiene un cariño muy especial. Lo de Pepe no creo que vaya por ahí, aunque lo estén animando Oñate y Videgaray.

    Saludos

    Roberto Grijalva

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: