Arnoldo Cuellar

El PAN se equivoca en León

In Botepronto, Zona Franca on noviembre 11, 2014 at 3:33 am

El Partido Acción Nacional parece aún sumido en el estupor de la derrota de 2012. A lo largo de estos dos años en los que le ha tocado ser oposición, el desconcierto no ha hecho sino aumentar.

Al día de hoy, a punto de decidir a su candidato, todavía no son capaces de articular una autocrítica sobre la actuación que les condujo a perder el favor de un electorado que no solo les era leal, sino muchas veces incondicional.

Por supuesto, tampoco han enhebrado una propuesta política sólida que vaya más allá de la crítica, muy ramplona, por cierto, a las pifias de la alcaldesa Bárbara Botello.

Lo peor que le puede ocurrir al PAN, a estas alturas, es ganar y recuperar el gobierno de León. Sin propuesta y sin revisión de sus fallos del pasado, como le pasa al PRI de Peña Nieto, solo regresarán a hacer el ridículo y a empantanarse, como le ocurre al actual gobierno federal.

Porque no han podido o porque no los han dejado, ninguno de los cinco aspirantes a la candidatura panista ha sido capaz de elaborar un discurso sólido sobre los problemas que enfrenta la ciudad y que tienen raíces añejas, aunque hayan estallado por la impericia y la frivolidad de la actual administración priista.

Habría que tener conciencia de que la derrota panista del 2012 no se construyó solo en una administración, así como la victoria priista en esa ocasión no fue tampoco a causa de su propuesta política.

En realidad, el electorado leonés abandonó al PAN presa de un hartazgo acumulado por el olvido de las premisas básicas de buen gobierno y la declinación hacia una cultura de corporativismo y patrimonialismo, no muy lejana de la que históricamente se le atribuyó al PRI.

Sin embargo, el experimento no resultó. En muy pocos meses, Bárbara Botello mostró una incapacidad total para comprender el momento anímico de los ciudadanos que la respaldaron y condujó el gobierno por la senda de un priismo trasnochado, ideologizado, en conflicto permanente con el panismo gobernante a nivel estatal, pretendiendo una “alianza” con el gobierno federal que si falló no fue por la falta de respuesta del gabinete de Enrique Peña Nieto, sino por la ineficacia municipal.

La debacle política y administrativa de Botello, agravada por hechos de corrupción, por nepotismo, por decisiones inexplicadas como en el caso de la concesión de la basura, llevaron las cosas al límite en materia de repudio ciudadano.

Sin embargo, el tema no es solo de imagen. Muchas áreas del gobierno municipal se encuentran verdaderamente siniestradas, mientras que las necesidades de la ciudad han crecido. Que los panistas lleguen a sustituir a los priistas en la responsabilidad, por sí solo, no garantizará una mejoría.

Es ante ello que se precisa una posición más clara de parte de la principal oposición en la ciudad, que trascienda las semanales ocurrencias del dirigente municipal Alfredo Ling que nutre su oposicionismo en chismes de lavadero, comentarios en redes sociales y notas de periódico, lo que evidencia una total desarticulación de las bases y los simpatizantes panistas con su dirigencia.

Hoy vemos como el PAN estatal y el gobernador Miguel Márquez como factor de decisión y gran interesado en el tema, se encuentren en un impasse en la definición de su candidato en León, al parecer esperando a que la alianza PRI-Verde-Panal abra sus cartas, para jugar en consecuencia.

Cómo lo saben los expertos en estrategia de negocios, de los que hay muchos en León, una firma que finca sus decisiones en lo que hace la competencia casi nunca logra construir un liderazgo.

Es innegable, a estas alturas, que el PAN tiene grandes posibilidades de regresar al gobierno del municipio de León, lo dice la percepción cotidiana y lo dicen encuestas serias. Sin embargo, eso pasará por que el PRI ha sido peor que sus antecesores y no porque tengan una respuesta a los reclamos más sentidos de los ciudadanos que creyeron en ellos a lo largo de un cuarto de siglo, lo que no es poca cosa.

Y, sin duda, en el pecado llevarán la penitencia.

  1. SE VE DIFICIL QUE EL PANISMO REGRESE NUEVAMENTE A LA CIUDAD, TODA VEZ QUE HA EXISTIDO CORRUPCION DENTRO DEL MISMO, COMO PROFESIONISTA Y OMO CRITICA SIENTO QUE LA GENTE QUIERE UN CAMBIO DE GENTE DE NINGUNO DE ESTOS PARTIDOS, SI EL DR. CORDIVA SE LANZARA EN ESTE MOMENTO CONSIDERO QUE GANARIA CON MAYORIA DE VOTOS EN LAS URNAS YA QUE MUCHOS PANISTAS QUE LE CONOCEN BIEN VOTARIAN SIN DUD POR EL

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: