Arnoldo Cuellar

Alcaldes y diputados, la asignatura de Torres Landa

In Análisis Político on marzo 2, 2012 at 3:06 am

Pasada la euforia de la batalla por el honor priista, que ofreció Juan Ignacio Torres Landa frente al intento de imposición del panista José Ángel Córdova Villalobos por parte del CEN priista, se vienen capítulos más sórdidos y menos heroicos en el intento por conformar una opción competitiva para este partido en Guanajuato.

Aquel triunfo no fue tan difícil, a final de cuentas, porque en muchos priistas de la propia cúpula existía la duda sobre la pertinencia de elegir a un panista para buscar una mejor rentabilidad en Guanajuato.

Además, las propias complicaciones de conformar una coalición de partidos, obligada por los estatutos priistas que impiden postular a quienes no sean militantes, enredó más las cosas y terminó por hacer más fácil la solución de casa: la del propio Juan Ignacio quien defendió la postura no sólo con fuerza, sino incluso con arrogancia.

Sin embargo, la victoria de Torres Landa traerá consigo varias implicaciones que podrían terminar marcando su inminente campaña y la suerte de la misma.

Una de ellas es la cuestión económica. De acuerdo a la reconstrucción de las versiones en torno a las intensas horas donde se definió finalmente la candidatura del priista y se desechó la de Córdova, aquel ofreció como uno de los argumentos más poderosos para mantenerse el de la confiabilidad de importantes factores económicos de Guanajuato en su proyecto.

Después de la comida que el propio Torres Landa le organizó a Enrique Peña Nieto a mediados de febrero en Guanajuato, con la presencia de una docena de capitanes de empresa, así como del rol activo que jugaron en su precampaña personajes como Salvador Oñate Ascencio y Arnulfo Padilla Padilla, el argumento del respaldo económico resultó confiable.

¿Qué quiere decir eso? En primerísimo lugar que la idea de que la campaña de Guanajuato será autosustentable hará que la tesorería de Peña Nieto o del PRI nacional ya no considere a esta entidad como una de sus asignaturas: Juan Ignacio dependerá enteramente de su capacidad de recaudación y de que sus compromisos empresariales le respondan.

Aquí viene la segunda dificultad: los empresarios, para liberar recursos destinados a la política, sobre todo a un candidato que va en segundo lugar en las encuestas, requerirán decisiones en su favor, por ejemplo en las candidaturas a las alcaldías e incluso al Congreso.

De ser demasiado anuente con sus respaldos económicos, el candidato priista deberá desplazar a cuadros priistas para cederles el lugar a candidatos externos lo que incurrirá en una abierta contradicción con la conducta esgrimida por Juan Ignacio para contrarrestar el albazo a favor de Córdova Villalobos.

“Los priistas no necesitamos ir a la pepena de candidatos”, dijo el abanderado priista en aquellos momentos en que veía tambalear sus posibilidades. Salir ahora con una pepena propia no sólo lo haría ver incongruente, que sería lo de menos tratándose de un político, sino que alentaría las rebeliones priistas en muchos municipios, siguiendo su propio ejemplo.

Esa es la circunstancia que le resta prácticamente todas sus posibilidades a prospectos como Jorge Videgaray, que se pasaron los últimos doce años demasiado cerca del PAN y de personajes como Vicente Fox y Martha Sahagún.

La presión del PVEM para apoyar a Bárbara Botello puede ser insustancial ante su pecado de impulsar a Córdova frente a Torres Landa, pero a final de cuentas la candidata a senadora por lo menos tiene un adecuado pedigrí priista.

Este escenario se repetirá en cada municipio donde se pretenda elegir candidatos prefabricados o externos que no estén teñidos de priismo. Allí veremos las verdaderas habilidades de Juan Ignacio Torres Landa ante un margen de maniobra mucho más acotado del que tuvo hace doce años.

http://www.zonafranca.mx

http://www.zonafranca.mx

Anuncios
  1. SR. CUELLAR DE UN ARTICULO A OTRO SU POSICION CAMBIA 180 GRADOS. LO QUE EVIDENCIA O SU FALTA DE CLARIDAD MENTAL O SU ENGROSAMIENTO DE BOLSILLO VIA SOBORNO O REGALO.

    Me gusta

    • Estiimada Evelia, no dudo que mi posición cambie, a veces hasta 180 grados. La realidad misma es cambiante, la información que vamos obteniendo, a veces en contra de la voluntad de las propias fuentes políticas, es incompleta y a menudo hay que armar rompecabezas.

      También, como pasa a menudo, me puedo equivocar. Y seguramente tambien, como cualquiera, tengo momentos de poca claridad mental, y tengo que escribir prácticamente diario, por lo que esas inconexiones quedan en evidencia aquí a lo largo de los diferentes artículos y entradas de este blog.

      Lo que sí rechazo enérgicamente, es que escriba motivado por sobornos o regalos. De cualquier manera, usted es libre de expresar esa y otras opiniones y serán otros lectores los que juzgarán. Por lo pronto, le aprecio su participación en este espacio y le agradezco que me lea.

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: