Arnoldo Cuellar

DÍAS DE GUARDAR Domingo 27 de septiembre de 2020

In Análisis Político, Días de Guardar, POPLab on septiembre 27, 2020 at 2:51 pm
Ilustraciones: @PincheEinnar

* Por impulso de colectivos, las fosas comienzan a aparecer

* El maximato se juega el todo por el todo en el 2021

* El G100: vicios privados virtudes públicas

1.- Los desaparecidos que el gobierno quiso negar

Paso a paso, lentamente, la verdad se ha ido abriendo camino. en Guanajuato tenemos una crisis humanitaria, no mayor a las de otras entidades que nos horrorizaban, pero tampoco menor: 857 personas desaparecidas marca el registro nacional; colectivos y académicos llegan a otra cifra: más de dos mil.

Lejos quedó el cinismo disfrazado de bonhomía dicharachera del exgobernador Miguel Márquez quien para eludir la responsabilidad de su gobierno atribuyó las desapariciones a que “se iban de migrantes o con el novio”. Lejos quedó también la doctrina humanista del PAN o del discurso religioso que el exseminarista Márquez empleaba para “encomendar el estado al Sagrado Corazón”. Cerca lo único que queda es un gobierno insensible, omiso, reproductor de impunidad.

Su discípulo, creación y sucesor, Diego Sinhue Rodriguez Vallejo, empieza a tomar distancia, así sea lentamente, de las posturas de Márquez y, por lo pronto, ya se reunió con familiares de víctimas de desaparición y dio pie a un marco legal y a la creación de una comisión estatal de búsqueda, aunque sea con un atraso de años.

Sin embargo, la actitud de resistencia no cesa. El comisionado de búsqueda, Héctor Díaz Esquerra, carece de perfil y de experiencia, aunque parece que le sobra disposición. Lamentablemente ni su peso personal ni sus recursos le permiten equilibrar la sordera, la ausencia de empatía y la prepotencia de la Fiscalía General del Estado y su titular, Carlos Zamarripa Aguirre.

Y es por esa debilidad institucional y esa proclividad a revictimizar y a prolongar la impunidad, que el impulso para atender las desapariciones e impulsar las búsquedas ha tenido que venir de los colectivos organizados, un fenómeno político y social relativamente reciente en Guanajuato.

Han sido las víctimas, empoderadas por su dolor y por el desdén de la autoridad, las que han visibilizado sus reclamos, se han plantado, han marchado, ha sufrido represión y ahora, por fin, ven llegar un primer resultado: las búsquedas han iniciado, así sea a tiros y tirones, así sea con reticencia del estado. Y han aparecido los primeros restos y las primeras huellas de delitos a los que Guanajuato, sobre todo su autoridad, quería cerrar los ojos.

En Cupuato, municipio de Uriangato; en el Conejo, Irapuato, apenas se rasca la tierra han surgido las evidencias de que el estado de derecho no se quebró solo por la actuación de grupos delictivos que asolaron a placer el estado durante todo el sexenio de Márquez, donde los responsables de la seguridad en sus vertientes de prevención y persecución del delito, eran los mismos que siguen allí.

Ese estado de derecho que el gobernador Sinhue quería restablecer con eslóganes de propaganda, se quebró sobre todo por la inacción del estado, por el silencio, por la voluntad de negar y ocultar una realidad que lacera a miles de personas y que ha colocado a Guanajuato en la geografía del horror, esa de la que nos querían apartar barriendo la verdad debajo de una alfombra de frágil mercadotecnia.

No son malas noticias que se haya decidido enfrentar esa verdad y empezar a atenderla. Pero eso no será completo si los mismos responsables por el retraso y el ocultamiento, permanecen allí, obstaculizando una y otra vez el trabajo de ciudadanos que no tendrían porque estar haciendo la labor del estado, si en verdad se hubiera restablecido el marco legal que nunca debió hundirse.

Todo lo apunta: mientras Carlos Zamarripa y Alvar Cabeza de Vaca sigan siendo los señores de la guerra en Guanajuato, la sombra de Miguel Márquez se alargará sobre la endeble gubernatura de Diego Sinhue.

2.- Patadas por debajo de la mesa entre el PAN y el gobierno

Por cierto, no solo en el área de seguridad prevalece la presencia inconstitucional de un exgobernador influyendo en la vida pública de Guanajuato.

Municipio por municipio, comienzan a alinearse dos frentes para una batalla que será de antología: Miguel Márquez Márquez competirá con sus candidatos en contra de los elegidos por el hombre “fuerte” del equipo dieguista, el jefe de gabinete Juan Carlos Alcántara.

En anteriores elecciones intermedias, la cortesía política forzaba a los gobernadores en funciones a ceder uno que otro espacio, en candidaturas a las alcaldías o las diputaciones, a sus antecesores, pero exigiéndoles que no se equivocaran en sus lealtades.

Esta vez no es el caso. Miguel Márquez, empoderado como sigue, acuerda constantemente en sus feudos del Rincón, con el decorativo presidente del comité estatal panista, Román Cifuentes, para trazar líneas estratégicas de cara a la coyuntura electoral.

Como además, Diego Sinhue Rodríguez sigue sin sacudirse el ascendiente del exgobernador, en algo que no queda claro cuanto tiene de lealtad y cuanto de sometimiento, todo apunta a que eludirá la confrontación para dejar que sea Charlie Alcántara quien pase el trago amargo.

Quizá por eso, en los últimos días Márquez ha incrementado su presencia en actos públicos. Lo mismo se le ve acompañando a alcaldes en sus informes que en eventos futbolísticos con sus amigos de Grupo Pachuca, aún agradecidos por el detallazo de un terreno en cómodos abonos para su futuro estadio… o para cualquier otra aventura inmobiliaria del futuro.

Pero el de Purísima no se limita a la vida social. en sus reuniones de trabajo con Cifuentes ya logro armar una lista de aspirantes a las alcaldías que competirán a bayoneta calada con los candidatos de Charlie.

Funcionarios del actual gabinete, que provienen del sexenio marquista, ya se mueven en búsqueda de apoyos, como Isaac Piña en Salamanca y Daniel Díaz Martínez en Irapuato. Los aspirantes que se han cobijado con Alcántara, como Karina Padilla y Alfonso Ruiz Chico, ven con preocupación estos movimientos.

En Guanajuato Márquez apoya un doble juego: por una parte su ex valet Ricardo Narváez y por la otra la carta del fiscal Zamarripa, Jesús Pérez Cáceres. En cualquier caso la idea es pulverizar al candidato que Sinhue tiene pactado con Luis Alberto Villarreal, el actual edil Alejandro Navarro.

En San Francisco del Rincón, la regidora Teresita Gordillo, apoyada por su vecino Márquez, pude hacer la chica en contra de Alberto López García, el funcionario de la Secretaría de Gobierno que ya tiene la bendición de Juan Carlos Alcántara.

Y aunque en Silao el alcalde Antonio Trejo se siente muy confiado porque ha acatado todas las instrucciones de Sinhue y su jefe de gabinete, no habría que dar por descontada a Melanie Murillo, la esposa del ex alcalde Juan Roberto Tovar y actual diputada federal a la que además del apoyo de Miguel Márquez puede beneficiarla el reparto por cuestión de género.

En León no se ven por ningún lado la solvencia de los dos aspirantes que han fincado en el actual gobernador su aspiración: Alejandra Gutiérrez y Juan Carlos Muñoz. Tampoco el candidato más marquista ha logrado crecer, el síndico Christian Cruz.

Así que lo más seguro es un acuerdo de entendimiento entre los dos factores de poder, para recurrir a la consabida fórmula de sacar de su letargo a Luis Ernesto Ayala para darle su tercera encomienda como alcalde, esperando que los años no hayan mellado sus habilidades, lo que a juzgar por su desempeño en la Secretaría de Gobierno, bien pudo ya ocurrir.

En Celaya Diego Sinhue batalla para convencer a Mauricio Usabiaga, quien parece más cómodo en el gabinete, aunque el desastre económico producido por la pandemia haya vulnerado todos sus planes, antes que ir a Celaya a una trinchera por demás expuesta. Márquez empuja al diputado Paulo Bañuelos, pese a su notable falta de peso político. Lo más importante que le pasó en estos meses fue haber enfermado de Covid. En la coyuntura el favorecido puede ser el subsecretario Martín López Camacho, empujado por Luis Ernesto Ayala.

Esta semana Miguel Márquez se hizo presente en el informe de su paisano, Marco Antonio Padilla, acompañado de Ernesto Castro, el cura de la parroquia. Y aunque hubo un llamado a “quitarse las camisetas partidistas y trabajar unidos”, la concordia no fue precisamente lo que privó entre los mismos panistas, cuando el exgobernador abandonó con toda ostentación el lucidor teatro de Purísima, que fue su obra, justo al empezar a hablar el representante del gobernador, el subsecretario Alfonso Ruiz Chico, quien no es precisamente su candidato para Irapuato. Así andarán las cosas de aquí en delante.

3.- ¿Un edifico corporativo para rentar al gobierno?

A no dudar, cuando el empresario Gabriel Padilla planteó su proyecto de construir un edificio “inteligente” para dar servicios de oficinas corporativas a las empresas ancladas en Guanajuato Puerto Interior, por ninguna parte se leía que parte de sus objetivos eran los de rentar espacios al sector público.

Sin embargo, en 2021, el distrito de negocios del puerto interior está convertido en un verdadero “distrito de gobierno”.

Con las oficinas del gobernador Diego Sinhue Rodríguez, las del secretario de Gobierno, Luis Ernesto Ayala, la muy frecuente presencia del jefe de gabinete, Juan Carlos Alcántara; la sede de la dirección del propio GPI, a cargo de Luis Quiroz Echegaray, el mismo por cierto que vendió el terreno para el proyecto; y con oficinas, no por modestas menos caras, para el municipio de Silao, el espacio está colonizado por la burocracia oficial.

Y si el plan de negocios original no funcionó como se quería y allí estará siempre el presupuesto público para salvar a los inversionistas privados que además “son amigos”, habría que preguntarse si los precios pretendidos por la inmobiliaria Multiservicios Nordika no están fuera de mercado incluso para trasnacionales tan emblemáticas como Volkswagen o Pirelli.

Y si es así, la siguiente pregunta viene en cascada: ¿porque el gobierno si acepta esos precios y, además, no da cuenta de ellos, ni de la justificación por la que lo hace?

Todavía hay mucho por saber en este caso.

A %d blogueros les gusta esto: